• English
  • Français
  • Italiano
  • Español
Inghilterra 1
Usted está aquí:Inicio / NEF / NEF 2014 / Noticias en Familia - 14 de Febrero de 2014 / Los once vicariatos de la congregación (2)
14/02/2014

Los once vicariatos de la congregación (2)

El Vicariato de Argentina-Uruguay

sus raíces

La misión betharramita en América Latina fue una de las opciones más atrevidas e importantes de San Miguel. La historia, todos la conocemos. Muchos vascos habían emigrado al Nuevo Continente buscando trabajo y fortuna; pero muchos vivían “como paganos” (como decía el P. Guimon), sin ninguna preocupación por su formación religiosa. El Obispo de Buenos Aires había escrito al Obispo de Bayona para pedir que enviara a estas tierras sacerdotes vascos. A su vez, Mons. Lacroix se dirigió a Betharram. En la reunión de la Asamblea General del Instituto del 16 de octubre de 1854, el Fundador colocó en el Orden del Día esta cuestión fundamental: “La Sociedad ¿va a aceptar la misión que se le ofrece de ir a ejercer las funciones del santo ministerio que tienen relación con su fin, en la diócesis de Buenos Aires?” La respuesta fue unánime y la aventura americana comenzó.


Después de dos años de preparativos, el 31 de agosto de 1856 los primeros misioneros partieron de Bayona a bordo del Etincelle. Es bueno recordar una vez más, sus nombres: Los PP. Didace Barbé, Simon Guimon, Louis Larrouy, Pierre Sardoy y Jean Baptiste Harbustan, el seminarista Jean Magendie y los Hermanos Joannès Arosteguy y Fabien Lhopital.

Después de diversos avatares, la comunidad se establece, desde 1862, en la iglesia de San Juan de Buenos Aires. Antes, el 19 de marzo de 1858, fiesta de San José, se había abierto oficialmente el Colegio San José en la capital argentina, y el 1º de marzo de 1861, se formó la primera comunidad en Montevideo, capital de Uruguay, donde, en 1867 se abrirá una escuela que, llegará a ser el Liceo Inmaculada Concepción. A fines de mil ochocientos el número de las comunidades aumentó notablemente, coincidiendo con la expulsión de los betharramitas de Francia: escolasticado de Almagro (1898), colegio de Rosario (1900), colegio de La Plata (1903), comunidad de Barracas (1908) y, más tarde, los seminarios de San Juan de Cuyo (1936) y de Rosario (1939), el escolasticado de Adrogué (1937). En Uruguay fueron abiertas dos pequeñas comunidades parroquiales en Atlántida (1950) y en Sauce (1987), hoy cerradas.

El Capítulo General de 1947 decidió la subdivisión de la Congregación en Provincias. Un primer proyecto juntó la Argentina con España, y Uruguay y Paraguay con Brasil. En 1951 nace la Provincia del Río de la Plata, conformada por las residencias de Argentina, Uruguay y Paraguay. Esta estructura organizativa permanece sin cambios hasta los años Ochenta, cuando el Paraguay pasa a ser una realidad autónoma como Vice Provincia, mientras que el Uruguay es erigida en Delegación dependiente directamente del Superior General. En realidad la autonomía del Uruguay fue de corta duración; de hecho, ya en los noventa vuelve a la unión con Argentina y, juntos, hoy,, constituyen el Vicariato Argentina-Uruguay, establecido por el Capítulo General de 2005.

Roberto Cornara

Su Presente
Y SU FUTURO…              con el P. Daniel González scj

 

Un Vicariato con mucha historia vivida, que se anima a mirar de frente al presente para sembrar el futuro, por lo cual se encuentra en un momento de búsqueda. El camino que venimos recorriendo los 18 religiosos del Vicariato, fue afianzando una convicción: el discernimiento es comunitario; es el ámbito del encuentro entre las generaciones; es para tomar decisiones que orienten nuestra vida de acuerdo al llamado. En la Asamblea de octubre de 2012 hemos tomado 4 opciones:

1. Reestructurar y reorganizar nuestras comunidades, en función de lo que somos llamados a vivir juntos como religiosos betharramitas hoy.
Esto nos llevo a decirnos cómo nos entendemos a nosotros mismos como religiosos, a realizar una relectura de nuestras presencias y estilos, a emprender un arduo camino de dialogo intergeneracional…

Así el 2013 ha sido un año arduo de dialogo, discernimiento y opciones, por eso al comenzar el 2014 nos encontramos con una nueva configuración y proyectos en nuestro Vicariato, que creo que son frutos de: la toma de conciencia de nuestra realidad, frágil y rica; el deseo de ser fieles a la vocación recibida; la creatividad de los religiosos para generar y dar la vida; el compromiso y pertenencia cada vez mayor de los laicos.

Nos hemos propuesto vivir en 4 comunidades, que son: Adrogue, Barracas, San Juan y Montevideo; así hemos pasado de unas comunidades organizadas en función de una misión específica, como eran, la comunidad para la misión rural, la comunidad para la misión en los colegios, la comunidad de formación; a formar comunidades que nos ofrezcan mejores condiciones para vivir nuestra vocación y misión de consagrados betharramitas.

Nos hemos propuesto desplegar nuestro servicio en 3 proyectos:

  • misión popular y urbana;
  • misión en los 9 establecimientos educativos;
  • formación integral.

Estos proyectos vicariales quieren favorecer un nuevo estilo de misión; menos individualista, y más fraterno, que estimule el dialogo, el discernimiento en común, el trabajo en equipo, la valoración de los dones personales puestos al servicio, el intercambio permanente con los hermanos de otras comunidades, la fiesta por el trabajo realizado juntos.

2. La Misión compartida con los laicos, reorganización de los bienes al servicio de la misión.

Hace años entendimos que la misión es de todo bautizado, en la complementariedad de los carismas y ministerios. En 2013 los laicos referentes de los equipos pastorales del Vicariato (Juventud, Misión, Laicos y Educación), junto al Consejo del Vicariato, fuimos trabajando en la elaboración del Proyecto Pastoral del Vicariato; cuyo Objetivo General es: “Fieles al carisma de la Encarnación y al llamado de la Iglesia en América Latina nos proponemos: Generar el encuentro de la persona con Jesucristo, para promover y formar discípulos y misioneros, que respondiendo con gratitud y alegría a su vocación, testimonien el don recibido y así transformen la realidad, construyendo el Reino de Dios.”

Sus Objetivos Específicos son:

  • Generar itinerarios formativos que ayuden a descubrir y vivir la propia Vocación.
  • Hacer opción preferencial por los jóvenes.
  • Promover la formación permanente que debe ser dinámica, que se logra en el seno de la comunidad.
  • Hacer opción preferencial por los pobres. Entendiendo como pobre no solo aquel que tiene necesidad material, sino a todo el que tiene necesidad de Dios y del otro.
  • Promover y acompañar comunidades educativas pastorales y misioneras.

 

3. Generar y asumir una pastoral vocacional efectiva.
- En el Vicariato hay tres jóvenes en formación inicial, 2 profesos y 1 novicio.
- Entendemos la vocación en su sentido pleno de llamado a la vida y al seguimiento de Jesús, por tanto toda pastoral es vocacional; hoy seguimos una linda tradición de trabajo entre y con los jóvenes, aunque siento que nos falta el coraje y la alegría de la propia vocación, que se vuelva invitación a vivir el mismo estilo de seguimiento, o quizás no sabemos cómo hacerlo.

 

4. Definir el futuro de Montevideo.
Montevideo es la capital de Uruguay, donde tenemos un Colegio y una Parroquia, pero un solo religioso. El Capitulo Regional de 2010, se propuso atender esta situación; como fruto del discernimiento hemos realizado una opción misionera regional, afianzando la presencia betharramita en Uruguay. Por lo cual, en este mes de febrero, se crea la comunidad de Montevideo, integrada por 4 miembros, 1 religioso sacerdote de nuestro vicariato, un diacono de Brasil, y un religioso sacerdote y otro hermano de Paraguay; quienes tendrán la responsabilidad de animar una misión al norte del país, a 400 km de la comunidad, en la Diócesis de Tacuarembó-Rivera, además de la animación de la Parroquia y Colegio de la ciudad de Montevideo.

En 2014, en medio de una inestabilidad económica y de políticas hostiles a la educación brindada por institutos públicos de gestión privada como los nuestros; también queremos seguir haciendo opción por:

  • La dimensión misionera que van adquiriendo nuestros colegios; como también los nuevos espacios que se van generando para favorecer “procesos de evangelización personal y acompañamiento” para nuestros directivos, docentes, no docentes.
  • Un mayor acercamiento y sensibilidad, de parte de religiosos y laicos, hacia el mundo de los pobres (Rural y Urbano), como se fue dando en 2013.
  • Los encuentros de formación permanente y asambleas, que son espacios valorados por los religiosos, por convertirse en ámbitos, de fraternidad y discernimiento común.
  • Caminar a partir de decisiones que surjan en un discernimiento común, en el cual todos nos sintamos parte y protagonistas.

El 2014 se presenta como un año de muchos desafíos, que pueden convertirse en fuente de posibilidades, ruego al Señor sepamos dejarnos guiar por su Espíritu.

Acciones de Documento

« Agosto 2022 »
Agosto
LuMaMiJuViDo
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031
Nef

Nef logo portletNEF, NOTICIAS EN FAMILIA

Nef es el boletín oficial de la Congregación del Sagrado Corazón de Jesús de Betharram.
La redacción es responsabilidad del Consejo General.

Para leer la NEF puede consultar la sección correspondiente del portal, que también contiene el archivo de los últimos años.

Aquí abajo, los tres últimos números publicados ...