• English
  • Français
  • Italiano
  • Español
Ibarre
Usted está aquí:Inicio / NEF / NEF 2013 / Noticias en Familia - 14 de julio de 2013 / Narratio fidei
13/07/2013

Narratio fidei

del Padre Wilfred Perepadan, scj

Narratio fidei

Jesús recorría todas las ciudades y los pueblos, enseñando en las sinagogas, proclamando la Buena Noticia del Reino y curando todas las enfermedades y dolencias. Al ver a la multitud, tuvo compasión, porque estaban fatigados y abatidos, como ovejas que no tienen pastor. (Mt 9,35-36)

“Ojalá se pudiera reunir una sociedad de Sacerdotes que tuvieran como único programa el mismo programa del Corazón de Jesús, el Sacerdote eterno, el Servidor del Padre celestial: abnegación y obediencia absolutas, sencillez perfecta, mansedumbre inalterable. Estos sacerdotes serían un verdadero campo volante de soldados escogidos dispuestos a acudir a la primera señal de sus jefes, a cualquier lugar de donde los llamasen: aun, y sobre todo, a los ministerios más difíciles que los demás se niegan a realizar.”

“Jesucristo es nuestro espejo, nuestro ejemplo que no tenemos que perder nunca de vista; su vida, sus acciones, su conducta interior y exterior... Confrontarse siempre con Él: ‘Tu corazón ¿es como el suyo? ¿En este momento, cómo actuaría?’... Sí, es Él, Él solo que es mi vida”.

“Denme un corazón que ame de veras. Él que cree, gusta de las cosas de Dios, corre, vuela tras las huellas de nuestro Señor Jesucristo. El amor, eso es lo que arrastra al hombre. Es ese el secreto resorte que hay que descubrir en los postulantes y novicios; ese esa es la semilla divina que hay que hacer crecer en los corazones. Si falta, no hay nada que hacer”.    (San Miguel Garicoits)

 

La primera impresión que el pasaje evangélico de Mateo suscita en mí, es esta: Jesús es una imagen de Dios que interactúa con la humanidad. Se deja encontrar y conocer. Está dispuesto a alcanzar a todos los que tienen necesidades. Esto, para mí, es algo profundo porque da una idea del Misterio de la Encarnación. Es decir de Dios que viene a habitar en lo cuotidiano para reforzar y solidificar mi vida. Los contemporáneos de Jesús, personas como nosotros, lo vieron le hablaron y experimentaron su compasión. Él muestra su Corazón lleno de compasión que se manifiesta como ofrecimiento de mansedumbre a la humanidad. El Corazón de Jesús me inspira para que diga: sí, mi corazón está dispuesto a aprender cómo era que Jesús trataba a la gente, qué era lo que lo hacía tan atento a todos para mostrarles cómo hay que vivir para agradar a Dios. Tengo capacidad para tener compasión de las personas, pero éste es antes que nada, un sentimiento que nace desde adentro, porque es algo exigente y difícil.

A veces, escucho la gente que utiliza esta expresión: “ten corazón”. Esto sucede cuando alguien cree que la otra persona es demasiado exigente o nada cordial y muy indiferente. Es decir que son consideradas como personas sin corazón. San Miguel nos anima a tener compasión. “Ten corazón” y queda en sintonía con el programa del Corazón de Jesús. El Corazón de Jesús se revela manso, dispuesto a soportar los sufrimientos con paciencia y sin resentimiento. Lleno de paciencia sin amargura y completamente orientado a hacer la voluntad del Padre. Claro que para mí es un verdadero ejemplo de amor cristiano, el que es revelado por el Corazón de Jesús. Como me enseña el catecismo que aprendí desde niño, Dios me creó para conocerlo, amarlo y servirlo en esta vida, y para gozar de su presencia en la otra, en el paraíso. El amor de Dios es la razón de ser de mi existencia. Este es el motivo que me lleva a afirmar que su amor me impulsa a dar una respuesta a él que es una persona viviente y llena de amor.

Después de haber entrado en la Congregación, puedo afirmar con alegría que la espiritualidad y lka misión que se concentran en el Corazón compasivo de Jesús le dieron vuelta a mi vida. El primer impulso vital y lleno de amor del Corazón hacia el Padre llevó a Jesús a decir “Aquí estoy” sin demora ni hesitación. Las exigencias de ese impulso del Corazón representan un gran desafío y se necesita un gran esfuerzo para vivirlas en la práctica. Cuando el P. Gaspar Fernández y su Consejo me pidieron que aceptara ser Vicario de Inglaterra, me pregunté: ¿por qué  yo, joven religioso recién ordenado, estoy llamado a asumir  esta responsabilidad? En febrero de 2012, recibí una carta de aliento del P. Gaspar, como respuesta a mis preguntas. En esa ocasión, citaba la primera carta de Pablo a Timoteo: “Que nadie desprecie tu joven edad, pero sé ejemplo para los fieles en el hablar, en el comportamiento, en la caridad, en la fe y en la pureza” (¡ Tim 4,12). El P. Gaspar, más adelante en la carta, subrayaba que no estoy solo en esta tarea y que la Congregación es un proyecto del Sagrado Corazón de Jesús a quien nosotros servimos sirviendo a nuestros hermanos. Seguro; es verdad. Desde el comienzo, San Miguel nos enseñó que fuimos moldeados por el programa del Corazón de Jesús, ese programa que nosotros anunciamos como mensajeros de Cristo para la salvación nuestra y la del mundo entero.

Jesús nos abrió su Corazón, aun sabiendo que no lo comprenderíamos y que lo íbamos a traspasar. Yo también, en mi vida, como Jesús, tengo que enfrentar la misma realidad cuando se me llama a abrir mi corazón. Para ser más comprensivo, más atento, Dios me invita a fundamentar mi vida sobre el amor. Mi vida es el resultado del amor de Dios hacia mí. No soy sólo un producto sino una persona llamada a ser, con mi vida, una plena expresión del amor de Dios. Sería una cosa maravillosa si cada día, en mi camino de fe, la indescriptible e indecible grandeza del amor de Dios hacia mí, me conmoviera hasta las lágrimas.

Esta es mi humilde oración: “Señor, gracias porque me diste tu amor, guíame en tu amor, que yo busque tu amor y te ame cada día más. Amén".

El P. Wilfred Perepadan nació el 15 de octubre de 1979 en Kuttikad in Trichur, un pueblo del Este del Kerala (Sur de la India). Pertenece a la Iglesia oriental de rito siro-malabar.  Sus estudios lo llevaron hasta Gran Bretaña donde, en compañía de los PP. Pascal Ravi y Vincent Masilamani, cursó la teología en el Oscott College. Hizo su profesión perpetua en Olton en 2009. Después de su ordenación en Kuttikad el 13 de agosto de 2011, ha vuelto a Olton donde sus hermanos de comunidad, los fieles de la parroquia y sus amigos se alegraron de poder encontrar un pastor cálido, simpático, bromista cuando se puede, y serio cuando hace falta. Actualmente, es el Vicario regional para Inglaterra.

Acciones de Documento

« Julio 2022 »
Julio
LuMaMiJuViDo
123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Nef

Nef logo portletNEF, NOTICIAS EN FAMILIA

Nef es el boletín oficial de la Congregación del Sagrado Corazón de Jesús de Betharram.
La redacción es responsabilidad del Consejo General.

Para leer la NEF puede consultar la sección correspondiente del portal, que también contiene el archivo de los últimos años.

Aquí abajo, los tres últimos números publicados ...