• English
  • Français
  • Italiano
  • Español
P Andrea Antonini
Usted está aquí:Inicio / NEF / NEF 2013 / Noticias en Familia - 14 de julio de 2013 / Espiritualidad de los laicos
13/07/2013

Espiritualidad de los laicos

La felicidad de cantar a San Miguel Garicoits

Espiritualidad de los laicos
El domingo, 23 de junio: la misa solemne en la iglesia de San Luis de los franceses en Roma está a punto de celebrarse. El “Pequeño Coro S. Miguel Garicoits”, venido especialmente de Pau, está listo. Por fin, las notas y las voces se elevan para hacer resonar en la casa del Señor la belleza y la sencillez de la espiritualidad de nuestro fundador.
Fue un momento fuerte para los fieles escuchar estos cantos nuevos inspirados en el Aquí Estoy, fue también una experiencia llena de sentido para los hombres y las mujeres del “Pequeño Coro” que tuvieron la alegría de transmitir, en música, el mensaje de San Miguel.

El Pequeño Coro San Miguel Garicoits canta al Espíritu Santo el segundo martes de mes en la casa San Miguel, antiguo Carmelo de Pau, según el deseo de la Beata Miriam.

“Si quieres buscarme, conocerme y seguirme, invoca la luz, es decir al Espíritu Santo. Diríjanse a la paloma de fuego, al Espíritu Santo que todo lo inspira.
Deseo ardientemente que los sacerdotes digan cada mes una Misa en honor del Espíritu Santo. Todos los que la digan o la escuchen seran honrados por el mismo Espíritu Santo. Tendrá la luz, tendrá la paz. Curará a los enfermos, despertará a los que duermen” (Beata Miriam)

El Pequeño Coro San Miguel Garicoits con respeto y amor por la liturgia canta las alabanzas al Señor, canta su amor y su fidelidad, su alegría de ser cristiano:
“Canten a Dios con todo el corazón con agradecimiento, por medio de salmos, himnos y cánticos inspirados.” (Pablo a los cristianos de Colosas)
Cantamos con todo el corazón las maravillas del Señor, nuestra fe en Jesucristo. Nada es demasiado bello para alabar al Señor porque la belleza, la simplicidad, el recogimiento, contenidos en la liturgia que es un tesoro, llevan a la oración y elevan todo nuestro ser al Cielo.
“Feliz aquel que canta y que puede colaborar a la belleza del mundo. Feliz aquel que presta su voz a cualquier esperanza humana… Feliz aquel que sabe que la música es el juego de los niños con la libertad…” (Didier Rimaud)
La propuesta que se nos hizo de celebrar con música el año jubilar de los 150 años de la subida al cielo de San Miguel Garicoits nos entusiasmó. De hecho, es imposible no pensar en San Miguel Garicoits cuando se conoce la vida de la Beata Miriam.
La misa de San Miguel Garicoits, compuesta con talento por Eric Saint-Marc, nació de una súbita inspiración absolutamente notable.
Este proyecto dio lugar al aprovechamiento y al descubrimiento de los tesoros musicales depositados en los archivos bajo los techos de Betharram y en Roma. Las letras de los cantos, escritas por los Padres de Betharram, los de ayer y los de hoy, llenaron nuestros espíritus y nuestros corazones, a medida que las repetíamos, de los pensamientos de San Miguel.
“Dios todo, yo nada… Pequeños, entregados, constantes… Aquí estoy, vengo, oh Padre…” … De repetición en repetición, interiorizamos ese mensaje. El deseo de “procurar a los demás la misma felicidad” es muy fuerte, dentro de nuestro grupo que es una pequeña familia; deseamos también cantando, proyectar esa misma felicidad más lejos aún, hacia afuera.
Cada nuevo corista es recibido con este texto escrito por un Padre de Betharram:

“Nadie es mejor que nadie,
Todos estamos en camino,
Nadie es maestro de nadie,
Todos tenemos que aprender.
Nadie es dueño de nadie,
Todos estamos hechos para dar,
Para servir y amar libremente.
El mejor modo de avanzar
Es dándose la mano.
El mejor modo de aprender,
Es sabiendo escuchar.
El mejor modo de amar
Es sirviendo libremente”. (+ P. Geraldo L. Bastos)

Es un camino de vida y de compartir fraterno y amistoso dentro del grupo. Somos profundamente conscientes de que nada podemos los unos sin los otros y también del “Dios todo, yo nada” así como del “hacer lo que se nos pide en la medida de nuestras posibilidades y en nuestro lugar” como dice San Miguel Garicoits.
Cantar a San Miguel Garicoits nos hace, por otro lado, misioneros del Evangelio y del amor de Dios, celebrando a Jesucristo y anunciando alegremente esta buena noticia: “Fue del agrado de Dios hacerse amar… Él nos dio a su Hijo Único”.
Nuestra peregrinación a Roma nos hizo entrar más íntimamente y solemnemente en el mensaje de San Miguel y la acogida familiar de los Padres de Betharram nos colmó de alegría y de esperanza.
En conclusión, cantamos con absoluta naturalidad a San Miguel y a Miriam en esta coral ligada a los Padres de Betharram desde su nacimiento.
Nuestro canto es un grito de amor a nuestro Padre del Cielo y San Miguel nos mostró el camino: “Hacer la voluntad de Dios. Para ver la voluntad de Dios, hay que amar. El amor es clarividente, lo ve todo, todo lo comprende, previene, adivina”. Y entonces…
“Padre, aquí estamos sin demora, sin reserva, sin vuelta atrás por amor”.

Véronique Leid

Acciones de Documento

Nef

Nef logo portletNEF, NOTICIAS EN FAMILIA

Nef es el boletín oficial de la Congregación del Sagrado Corazón de Jesús de Betharram.
La redacción es responsabilidad del Consejo General.

Para leer la NEF puede consultar la sección correspondiente del portal, que también contiene el archivo de los últimos años.

Aquí abajo, los tres últimos números publicados ...