• English
  • Français
  • Italiano
  • Español
Ibarre
Usted está aquí:Inicio / NEF / NEF 2012 / Noticias en Familia - 14 de octubre de 2012
14/10/2012

Noticias en Familia - 14 de octubre de 2012

Sumario

 

pdf.pngformato PDF 

 


  

La palabra del Padre general

nef1210-01.jpg

LA VIDA FRATERNA EN COMUNIDAD

El objetivo de la vida fraterna en comunidad es conseguir la unidad de los corazones con personas que son diferentes en tantos aspectos de la vida. La unidad se consigue en torno a la fe en Jesucristo, a la consagración, a la espiritualidad, a la misión. Se trata de cultivar lo que nos une: Un Padre, Un Señor, una fe, un Bautismo (Ef. 4, 1-7), una Palabra, una Eucaristía, un carisma, San Miguel Garicoits, un patrimonio, una historia gloriosa y un futuro más glorioso para construir.

Y lo diferente no es un obstáculo, es más bien un desafío que nos lleva a aceptar con espíritu de pobreza lo que tiene el otro y a mi me falta; y de entregar con generosidad lo que yo tengo y al hermano le falta. Esto hace de la comunidad el ámbito adecuado para practicar el mandamiento del amor por el que nos  tratamos como hermanos, hijos del mismo Padre.
Esta es la experiencia de la comunión eclesial que es el gran valor que la Iglesia tiene que aportar al mundo de hoy. La Iglesia es un misterio de comunión misionera. La Iglesia, casa y escuela de comunión decía Juan Pablo II,  Y las comunidades religiosas por tener un número de miembros reducido se prestan para ser lugares privilegiados donde se viva y testimonie la espiritualidad de comunión.
Las características de esta espiritualidad de comunión, algunas inspiradas en Novo milenio ineunte nº 43, son:
La contemplación de la Trinidad como misterio de comunión a cuya imagen hemos sido creados. Por eso respetamos a toda persona humana que vive con nosotros. En ella vemos reflejado ese hermano con el que estamos llamados a construir la unidad, la misma comunión.
Por eso nuestros hermanos en la fe no nos son indiferentes, sino que nos hacemos cargo de cada uno de ellos porque sus alegrías y sus penas nos pertenecen.
Por eso consideramos a cada hermano como un don de Dios y todo lo que ese hermano tiene de positivo como un regalo que Dios nos hace a través de él.
Eso nos lleva a hacernos cargo  del hermano, a llevar con él las cargas de la vida, a aceptarlo como un valor positivo sin el cual yo no puedo ser mejor.
Eso nos lleva a evitar todo lo que contra el hermano sale de nuestro corazón: la competición, la ambición, la desconfianza y los celos (RdV. 96).
La espiritualidad de comunión implica también el perdón, la renuncia a la venganza que sale de adentro cuando alguien me ha hecho mal. Y como no estamos a salvo de esto nadie porque unas veces jugamos a víctimas y otras a verdugos necesitamos perdonarnos para que la vida no sea un infierno (RdV. 104).  
En otros tiempos se vivían estos valores por medio de la observancia de los reglamentos de la comunidad. Eso era posible en comunidades más grandes. Hoy no se pueden vivir estos valores más que dentro del respeto de las personas y del consenso que se establece con facilidad entre las pocas personas que forman la fraternidad.
Ese consenso se expresa en el Proyecto comunitario, en cuya elaboración participan todos los religiosos para determinar el modo concreto de vivir la RdV, las orientaciones de la Iglesia universal y de la Iglesia local, etc… El Proyecto comunitario se convierte así en un instrumento que ayuda a superar el individualismo al que todos estamos inclinados y a poner los medios necesarios para practicar la fraternidad evangélica y realizar con eficacia la misión.
El proyecto comunitario tiene que expresar bien tantos las grandes como las pequeñas cosas que construyen a fraternidad. En primer lugar, el Superior de la comunidad tiene que buscar por todos los medios a su alcance la participación de todos los hermanos, según sus posibilidades y sus talentos. Juntos hay que determinar lo que queremos vivir y lo que queremos hacer, los momentos de oración, los espacios de silencio, los momentos de reflexión para profundizar un tema, los momentos de encuentro, de compartir la experiencia de fe y la misión y de distensión (RdV. 103). Para eso todos tenemos que adaptar nuestro proyecto personal al proyecto comunitario.
Hoy, una comunidad sin Proyecto comunitario-apostólico no podrá llegar a ser una fraternidad porque vivirá dispersa, no encontrará razones para superar el individualismo, compartir con los hermanos lo esencial de la vida de fe y para realizar la misión en equipo.

Gaspar Fernández Pérez, SCJ

 


 

smichel.jpgSan Miguel Garicoïts escribe...

Seamos generosos con Dios y Dios será generoso con nosotros. Dar todo, con alegría, con un corazón grande, lamentando ofrecerle tan poco, diciendo: somos siervos inútiles, es ser generosos con Dios, Empeñémonos en esa generosidad en todas nuestras acciones, en todas nuestras penas y Dios nos hará cada día más aptos y más dispuestos a recibir dones espirituales y gracias sólidas, muy abundantes, para lo cual no hay dificultad posible… De manera que no contamos con Dios sino en la medida en que somos generosos con él; pero, en la medida en que somos generosos con él, no podemos dudar ni de su gracia ni de la gloria que nos promete.
(M 377)

 



HACIA EL 150° ANIVERSARIO

nef1210-03.jpg

¿ Y SI VAMOS ... ?

Aunque el mes de julio de 2013 parece todavía lejano, sin embargo hay que comenzar a preparar la participación al encuentro de los jóvenes betharramitas en Passa Quatro y a la JMJ de Rio de Janeiro.

Es necesario lanzar y apoyar la iniciativa; es preciso detallar las modalidades que permitan la participación de muchos jóvenes; tenemos que motivar, llenar de contenidos esta cita, para que sea un verdadero itinerario de fe que, a partir del encuentro con el Señor Jesús nos permita vivir una inolvidable experiencia de Iglesia, siguiendo las huellas y el ejemplo de San Miguel…

En este escrito vamos a tratar de dar algunas indicaciones prácticas para la participación de los jóvenes al encuentro, con ocasión del 150º aniversario de la muerte de San Miguel y a la Jornada Mundial de la Juventud.
La preparación de los grupos (a nivel de los contenidos) le será pedida a cada comunidad local (parroquia, colegio, grupo de jóvenes, ...) manteniendo como referencia los subsidios enviados para el 150º aniversario de la muerte de San Miguel (ver NEF) y las propuestas de formación de las diferentes diócesis de pertenencia.

1. Los dos acontecimientos: en primer lugar, el de los jóvenes betharramitas que se van a encontrar para compartir lo que les sugiere la figura de San Miguel (en el sesquicentenario de su muerte) se desarrollará en Passa Quatro del 19 al 22 de julio de 2013. El segundo momento, el de la Jornada Mundial de la Juventud, se desarrollará en Rio de Janeiro del 23 al 28 de julio de 2013.
Todos los jóvenes que vienen de nuestras comunidades, tendrán que llegar a São Paulo antes del 18 de julio. Podrán prever la vuelta a partir de la tarde del 29 de julio.
Cada grupo tendrá que contar con un responsable que en contacto con el P. Graziano Sala scj (sala.graziano@betharram.it), o con el P. Sebastian García scj (sebastiangarciascj@gmail.com), comunicará el día, la hora de llegada, el medio utilizado para llegar a São Paulo, para organizar la recepción y el viaje a Passa Quatro.

2. Del 19 al 22 de julio los jóvenes serán recibidos por la Región P. Augusto Etchécopar y, especialmente, por el Vicariato del Brasil, en Passa Quatro. La comunidad betharramita está presente en esta ciudad con un Colegio y es responsable de la parroquia. Todos estarán en contacto con la realidad cultural y social de la gente; habrá momentos de encuentro y de compartir sobre la figura de San Miguel en el año en el que se celebra el 150º aniversario de su muerte. El Superior General, el P. Gaspar Fernández Pérez y el Superior Regional, el P. Gustavo Agín compartirán esta experiencia con los jóvenes.
Del 23 al 28 de julio, en la segunda parte de la estadía en Brasil, participaremos de la JMJ de Rio, con el Santo Padre, Benedicto XVI y los jóvenes que vendrán de todas partes del mundo.

3. Otras informaciones sobre la participación en este acontecimiento de Congregación y de Iglesia (costos, inscripciones) serán dadas a los Superiores Regionales y a los Vicarios Regionales en una carta oficial del Superior General, de manera que éstos puedan transmitirlas a cada una de las comunidades.

4. Es evidente que la comunidad local es la primera interesada en promover esta experiencia. Que cada religioso sienta la responsabilidad de transmitir las informaciones y apoyar la participación, no dejando solos a los jóvenes sino poniéndose al lado de ellos y descubriendo con ellos los medios y los recursos para poder participar.

El recorrido está lanzado... Nos veremos en el Brasil!

Graziano Sala, SCJ

 


Aviso del Consejo general: próximas reuniones ...

Consejo de Congregación . desde el 21 al 27 de enero de 2013:  El Superior General, el Consejo General y los Superiores Regionales.

Servicio de formación. desde el 28 al 31 de enero de 2013: los Padres Laurent Bacho, Sylvain Dansou Hounkpatin, Guido García, Chan Kunu, Gianluca Limonta, Jacky Moura ; los Padres Simone Panzeri y Stervin Selvadass han sido también invitados a participar en esta reunión.

Equipo de coordinación de la sesión de recyclage del 2015 . del 1° al 6 de febrero de 2013: los Padres Jacky Moura, Gustavo Agin, Andrew Ferris, Gianluca Limonta y Graziano Sala.


 

VIDA DE LA CONGREGACIÓN

nef1210-04.jpg

FELIX PEREGRINATIO POR LA THAILANDIA BETHARRAMITA

Con motivo de  una visita reciente a Tailandia, el P. Dominique Innamorati fue recibido en la comunidad de formación de Samprán, que fue el punto de partida de un amplio giro por nuestras misiones… Aprovechó la ocasión para dejarse provocar en su experiencia de fe por los hermanos de Asia y por las jóvenes generaciones, que son nuestro futuro.

Tuve el privilegio de constatar los progresos de nuestra misión, desde mi última visita en 2005.
En Ban Garicoits, el nuevo seminario de Sampran, encontré 17 jóvenes muy comprometidos y llenos de buena voluntad, giados por el P. Jiraphat; además, visité la residencia de Ban Betharram, que en este momento es seminario menor con 30 chicos, bajo la responsabilidad del P. Subancha y del P. Hiran. Ya no están más en el seminario inter-diocesano San José pero van allí todos los días en bicicleta para los cursos.
Desde Chang Mai, pude ver de cerca la vida y el trabajo de nuestras parroquias y de nuestros centros de misión. En Payao hay unos veinte candidatos que se preparan para ir al seminario menor de Bangkok, bajo la responsabilidad del P. Viravit que es ayudado por las Hermanas del Sagrado Corazón de Jesús y de María, que tienen como co-fundador, al P. Paillas, que también fue  nuestro Superior General. Más al norte, pude admirar la impresionante obra iniciada por el P. Pensa: el “Centro Sagrada Familia” que proporciona a chicas y a jóvenes mujeres instrucción y un curso de corte y confección que las capacita para confeccionar vestidos y para bordar. Enmarcados por montañas maravillosas, plantaciones de tek y de árboles frutales, se pueden admirar los laboratorios de corte y confección de vestidos, las salas usadas como aulas de clase, los dormitorios y la residencia de los misioneros, rodeada por grama, flores y una exuberante vegetación; aquí se puede experimentar una sensación de paz y de laboriosidad, además del orgullo de 200 chicas -de tribus Akha, no sólo de Tailandia, sino también de Birmania (Myanmar)- por ser parte de esta residencia.
El día de la Asunción llegué a Mepon, el primer centro de formación de catequistas en Tailandia, fundado, hace 50 años, por el venerado P. Seguinotte. A mi llegada para la fiesta patronal de la Asunción, pude admirar a centenares de Karianos, con sus trajes típicos, además de sacerdotes, hermanas y estudiantes desfilando en procesión entre los árboles y a lo largo del torrente para ir a la Iglesia donde se celebró la Santa Misa. El P. Suthon me invitó a entregar los certificados de Primera Comunión. Muchos sacerdotes y religiosas habian venido para celebrar con alegría y recogimiento la Misa conclusiva seguida por un almuerzo con comida típica al que todos estaban invitados, rodeados de jardines y árboles.
Para ver la misión en la montaña, me llevaron a Huay Tong donde me recibieron los PP. Chayut y Chokde. Dos cosas me llamaron la atención: la altura a la que se encuentra la parroquia y el duro trabajo de padres y hermanas, llamados a visitar los numerosos asentamientos en la selva y en las montañas donde sólo se puede llegar por senderos estrechos y empinados y atravesando torrentes impetuosos. El centro misionero principal incluye una escuela primaria, donde conversamos con los maestros, todos bien conocidos por el P. Chayot. Visitando el poblado, paró en algunas casas donde me presentó varias personas, todas muy acogedoras. No sólo ésta, sino también otras parroquias confiadas a nuestros Padres podían ser alcanzadas sólo recorriendo grandes distancias. No se puede no quedar maravillados delante del celo de los primeros misioneros que hace más de 50 años, recorrían enormes distancias a pié o a caballo. Antes de subir a Huay Tong, paramos en la pequeña ciudad de Chomtong donde el P. Chanchai y un hermano se encargan de la parroquia, de la chacra y de 12 muchachos, con las religiosas de Mephon que, a mi llegada, encontré tejiendo; ellas también cuidan de una docena de chicas. En medio de las construcciones, vi un cuadrilátero para lucha tailandesa. En la linda iglesia hay una nueva estátua de bronce que representa a San Miguel Garicoits, joven sacerdote, Es la mejor que vi, hasta ahora.
Tuve también la suerte de estar en Tailandia en el día del cumpleaños de la Reina que coincide con el día de la Madre. Así pude ver a las madres, festejadas en las familias y presentes en las oraciones, en el Seminario. Fue una experiencia única, vivir en el seminario de Sampran y ser testigo de la devoción de la oración y de la hospitalidad que lo caracterizan. En dos ocasiones acepté con gusto hablar de San Miguel, así como se lo descubre en la correspondencia: también es esas ocasiones se notaba la fe, el compromiso y el espíritu de compartir de estos jóvenes. Como dice a menudo el P. Tidkam: ellos son nuestro futuro.
En el momento de partir no faltaron los tradicionales discursos de despedida de un hermano y del Superior, acompañados de homenajes florales. Pude constatar también el gran amor al Sagrado Corazón que caracteriza toda la obra misionera de los Padres y Hermanos en formación. Todos, con mucho celo, están caminando hacia el futuro donde el Vietnam, la Birmania y la China nos llaman.

Dominic Innamorati, SCJ
 
 
  nef1210-05.jpg

5 minutos con...

... la comunidad de Paulinia, Brasil

nef1210-06.jpg

   

En nuestro itinerario para conocer las diferentes comunidades de la Congregación presentamos, este mes, la vida y la misión de la residencia de Paulinia que, con la residencia de “Vila Matilde” en S. Paolo, forma una sola comunidad. Los religiosos han aceptado contestar a nuestras preguntas “provocadoras” y han hecho emerger, con transparencia, una reflexión que no se alarga sobre el pasado, pero que osa arriesgarse sobre el futuro...

NEF: ¿Cómo ha llegado Bétharram a tener una comunidad en Paulinia?
- “El Espíritu de Dios sopla donde quiere y se escucha su ruido más, no sabemos de donde viene ni para donde va” (Jn. 3, 8). Fue en este vaivén del Espíritu que el Consejo General, en 1983, nombró vice provincial por un segundo mandato, al P. Joseph Mirande. Y también fue erigida la comunidad del Noviciado en Paulínia. El primero fue el padre Paulo Vital, y  con él los seminaristas Hélio y Paulinho. Alquilaron casa, en el centro de la ciudad, el 22 de enero de 1983. Los primeros años fueron difíciles. La generosidad del pueblo paulinense, la del Párroco del Sagrado Corazón de Jesús, Padre Antonio Magalhães, y la de las Hijas de la Cruz, fue grande pues ayudaron – y mucho –. 
Con el tiempo la Prefeitura de la ciudad nos dio un terreno en el barrio Flamboyant donde fue construido el seminario. Después vino la Parroquia Nossa Senhora do Belo Ramo, que comenzó con la construcción del salón parroquial y, en 1992, con la construcción del templo. Este es el origen de Bétharram aquí en Paulínia.

Entonces, ¿Al origen de esta fundación está la formación? 
- Desde el principio, la intención de la Vice Provincia fue abrir el Noviciado. Quedó claro que, por estar cerca de una ciudad muy importante como Campinas, Paulínia era un lugar privilegiado para la formación – y lo sigue siendo. Con la apertura de la parroquia de Nossa Senhora do Belo Ramo, nuestro campo de acción se amplía.

¿Paulinia es una ciudad moderna con más ventajas que inconvenientes?
- Es una ciudad moderna que tiene unos 45 años de existencia. Con 90.000 habitantes, va creciendo cada vez más con los nuevos barrios que van surgiendo y con los barrios cerrados, que son una característica de la ciudad. Una ciudad que tiene pobres, ricos y muy ricos, y está marcada fuertemente por la presencia de la Petrobras (la mayor industria petroquímica del Brasil) y de otras industrias químicas. El problema de la droga y del alcohol – que destruyen vidas y familias –, es sentido con fuerza en los barrios periféricos.

¿También la parroquia ha sido creada recientemente?
- Claro. Ha sido creada en la arquidiocesis de Campinas en 2001. La parroquia está conformada por seis comunidades: la matriz (Nossa Senhora do Belo Ramo) y otras cinco comunidades. Es una parroquia netamente urbana que tiene como desafíos el pluralismo religioso, la mentalidad consumista propia de una ciudad cosmopolita, la realidad de los trabajadores de la Petrobras y de las industrias químicas, la realidad del narcotráfico, de familias fragmentadas y los jóvenes.

Con esta división de la parroquia ¿Qué hacen para que el espíritu comunitario se imponga sobre sobre la fragmentación?
- Procuramos crear la conciencia en los fieles de que la Parroquia es comunidad de comunidades, amparados en los documentos de la Iglesia, las orientaciones del Plan Pastoral de la Iglesia en Brasil y también  del Plan Pastoral de nuestra Arquidiócesis. En este sentido, tanto los fieles como los líderes y agentes de pastoral de cada comunidad deben trabajar no solamente por el bien de su propia comunidad sino también de toda la parroquia. Esta conciencia está despertando con fuerza aquí en Brasil gracias a los aportes y a la reflexión del Documento de Aparecida.

¿En una parroquia tan grande, no temen la dispersión entre tantos desafíos?
-Es difícil que exista dispersión entre nosotros. Siempre estamos encontrándonos, sea en la mesa, para descansar, viendo juntos la TV o a la hora de la oración. Hablamos mucho de nuestra vida religiosa y de nuestras experiencias personales y de nuestros compromisos pastorales. 

¿Tienen un apoyo especial de los laicos?
- Gracias a Dios, los laicos están aquí bien organizados, muy unidos, piadosos y disponibles.  Por naturaleza, el pueblo brasilero es muy religioso. Los laicos nos ayudan mucho en nuestra misión y ministerio. Ellos son una presencia activa y constante en la vida de la parroquia.

Además, recientemente, han recibido aquí a los laicos betharramitas de todo el Vicariato.
- Es cierto. Todos los religiosos del vicariato colaboraron, algunos de manera directa, con charlas y en la organización; y otros de manera indirecta, con sus oraciones y con sus esfuerzos para que los laicos de sus comunidades puedan participar. Para nosotros fue un momento de gracia y nos parece que también lo ha sido para todos los religiosos del Vicariato.

En 2013 Brasil será la sede de la Jornada Mundial de la Juventud. ¿Qué  puede aportar esa experiencia a los jóvenes de Brasil?
- Toda la Iglesia del Brasil es consciente de la importancia de esta JMJ. Es una oportunidad para que los jóvenes asuman una presencia más significativa, afectiva y efectiva en la Iglesia y en sociedad. Por eso, cada diócesis del Brasil se comprometió a recibir la Cruz del Joven junto con el icono de la Virgen. Para aprovechar esta gracia de la JMJ, ya comenzó la preparación en todas las diócesis, comprometiendo a las parroquias y de modo particular a los jóvenes, a través de encuentros y vigilias. Está preparándose una semana misionera que precederá el encuentro con el Papa, recibiendo también a jóvenes de otras naciones, con quienes se quiere trabajar tres temas: la oración, la solidaridad y la cultura. 

¿Están también ustedes comprometidos en este proyecto?
- Claro que sí. Pero, nuestro compromiso está siendo canalizado a través de las iniciativas de la arquidiócesis. En la parroquia, comenzamos ya la convocatoria de los jóvenes y es ya un tema que está siendo muy hablado en las reuniones de sacerdotes, en los Consejos de Pastoral de la Parroquia, reuniones de grupos, etc.

La comunidad acompaña a un aspirante, ¿Esto les exige más compromiso en la pastoral vocacional?
-El vicariato del Brasil está pasando por una reforma importante. El Aspirantado que hasta el año pasado funcionaba aquí en Paulínia, con el P. Paulo Vital, como rector, se trasladará a Passa Quatro según el nuevo proyecto del vicariato.
Hoy no existe un aspirantado pero si un aspirante, Leonardo Ferreira, que está con nosotros por el momento. Nuestro compromiso vocacional consite en acompañarlo en este momento de su formación.

¿Paulinia y Vila Matilde forman ahora una sola comunidad?
- Estamos ahora aquí el P. Aurelio Riva, P. Gilberto y Leonardo. Junto con Vila Matilde de San Pablo hacemos parte de una sola comunidad. Aquí en Paulínia optamos por vivir juntos en el seminario (hasta el año pasado, un padre vivía en el seminario junto con los aspirantes y los que servían en la parroquia vivían en la casa parroquial). Hoy por hoy nuestros momentos comunitarios son: la oración de Laudes, compartir la mesa  y momentos de encuentros para compartir la palabra y la experiencia de vida. Una vez por mes queremos encontrarnos todos, en Vila Matilde o aquí.

¿Tienen algún proyecto para el futuro?
- Nuestro proyecto es formar una verdadera comunidad religiosa con los hermanos que viven en Vila Matilde. Es una experiencia nueva: la comunidad está formada por los padres que sirven tanto en Paulínia, como los que sirven en San Pablo, Vila Matilde (PP. Wagner, Luis Henrique, Hnos. Pedro y Victor Torales). Queremos encontrarnos por lo menos una vez por mes. Poco a poco vamos ir elaborando juntos nuestro proyecto de vida que va a tener en cuenta, entre otras cosas, la formación permanente y la rendición de cuentas al vicariato. Estamos muy animados en este punto. Pedimos a Dios que nos ayude a construir una comunidad que reza, que vive unida, que se renueva, que es misionera, una señal del Reino en las parroquias donde estamos insertos.

 
nef1210-07.jpg
 

In Memoriam...

 Padre José María Ruiz

Rivera, 7 de julio de 1930 - Montevideo, 11 de septiembre de 2012
 

nef1210-08.jpg

El martes 11 de Setiembre parte hacia el Padre, nuestro hermano José María Ruiz.
Nace el 7 de julio de 1930 en la ciudad de Rivera en el norte de Uruguay.
Niño de 9 años, ya en Montevideo acepta la invitación a llegar a ser un religioso y sacerdote de Betharram.
El apostolicado de Barracas, el noviciado, y el ecolasticado en Adrogue ven crecer y madurar esa vocación.
Es ordenado sacerdote en 1954. Para celebrar su primera misa en Montevideo tuvo que viajar vía Asunción por cierre de fronteras en Argentina y Uruguay.
Inicia sus actividades en el Colegio San José de Buenos Aires y se recibe además como profesor de Literatura.
Poco después comienza su gestión de Director en el Colegio Inmaculada Concepción de Montevideo por 5 años, para hacerse cargo luego de la Parroquia de los Vascos.
Continúa en Atlantida la misma actividad que culmina nuevamente en Montevideo hasta que en el 2008 su enfermedad no se lo permite más.
 
Enrique Gavel, scj
 
SEMBLANZA AMABLE 
 
“Al P. José María Ruiz le gustaban mucho los libros. Todos los días, como en un paseo mágico, iba a la librería de las Paulinas, “carísimas hermanas”, a mirar las novedades. Se pasaba horas, buscando el tesoro escondido, y volvía a casa dejando a veces unos pesos y otras veces unas deudas que pagar. Por su “feliz culpa”, la biblioteca de la comunidad se llenó de teología, de ensayos, de libros de catequesis, de dinámicas para jóvenes. No solo compraba, también leía. Sus manos sostenían siempre un libro. Sentado en cualquier lugar, pasaba horas con Leonardo Boff, Juan Luis Segundo, Etty Hillesum y Edith Stein, Casaldáliga, S. Juan De La Cruz y Cafrune (compositor y cantor folklorista argentino) entre otros…  A pesar de tantas lecturas, su predicación era simple. Repetía muchas veces: “La homilía: dos cuentitos y una conjunción”. Por eso le encantaba Mamerto Menapace (Abad del Monasterio de los Toldos, escritor, etc) y lo utilizaba para todo: catequesis, encuentros con jóvenes, en el diálogo familiar en comunidad. Era alegre. Para todos tenía una sonrisa y una palabra  y un chiste para hacer sonreír. En las comidas comunitarias recordaba lo vivido, los hechos alegres, los personales y de los padres de antes. Y pinchaba con gusto al P. Talamillo (betharramita  español  de temperamento fogoso) para que nos contara lo último de sus andanzas. No tenía voz, pero cuando el Alzheimer le robó la memoria, cantaba enteritos esos tangos que había aprendido desde niño. Amaba la comunidad y nos animaba con gusto. Le tocó ser superior en esos años en que el Espíritu soplaba aires nuevos en la vida consagrada. Abrió la parroquia (de la Inmaculada) a la diócesis, asumiendo el plan pastoral con entusiasmo. Llenó la casa de jóvenes: lindos tiempos aquellos en los cuales teníamos que suplicar a los mismos a que se fueran a sus casas, porque ya se hacía de noche. Es que habían encontrado en la parroquia un ambiente familiar y en el “Gordo” ese papá que a veces les faltaba en el hogar. Era algo distraído, como por ejemplo ese día que iba solemne a un entierro y cruzándose con otro cortejo, terminó en el cementerio judío en vez del católico (sic!). Algo tímido y humilde al mismo tiempo, solía decir que: como párroco no era ni más ni menos que otros. Amigo de todos, muchos fueron los que lo vinieron a despedir y homenajear el día de su sepultura.
Querido hermano amigo, hoy no tengo chistes ni ganas para contártelos, pero sí tanta alegría y bondad, la que tú me enseñaste, para dar. Tú que ya estás con Tata Dios, envíame tu bendición. Gracias, Gordo, y hasta siempre”.

Giancarlo Monzani, scj
 

 

histoireSP.jpg

9. EL CAPÍTULO GENERAL DE 1969 

 

nef1210-09.jpg
 
- Costa de Marfil -

La institución de las Provincias dentro de la obra betharramita, fue un hecho importante y decisivo para el desarrollo del Instituto mismo. Porque este acontecimiento puso fin a la unidad monolítica de la Congregación, después de 100 años de historia; se desarrolló una descentralización de la Congregación, necesaria para un mejor gobierno de la misma; se desarrolló de manera exponencial una política vocacional que apuntaba a aumentar considerablemente, en pocos años, el número de religiosos; El espíritu de San Miguel se encarnó, de esta manera, más eficazmente en las diversas realidades culturales.
Contemporaneamente asistimos a un renovado impulso misionero que involucró tanto a la Congregación en su conjunto, como a las diferentes realidades “Provinciales”. Abandonada la misión de China, con La expulsión de los misioneros en 1951, se abrió una nueva misión en Chang Mai, al norte de Tailandia. En 1959, la Provincia de Francia fundó una misión bethrramita en Costa de Marfil en respuesta a un apremiante llamado del Papa Pío XII en la Fidei Donum. Más tarde, en 1986 fue la Provincia de Italia que abrió la misión de Niem, en la República de África Central. En Argentina se fueron desarrollando especialmente a partir de los años ’80 misiones en zonas rurales pobres del interior argentino y de Bolivia. Hay que notar que si antes era la Congregación entera que se hacía cargo de la misión ad gentes, sucesivamente fueron las distintas realidades Provinciales que se abrieron a la misma.
En el período sucesivo al nacimiento de las Provincias, es indudable la centralidad del Concilio Vaticano II que impuso a la Iglesia y a todas sus Instituciones una revisión general de su ser y de su acción. Dentro de la renovación a la luz del Concilio, a cada instituto religioso fue pedido que renovara sus instituciones y sus constituciones. El Motu Proprio “Ecclesiae Sanctae” del 6 de agosto de 1966 estableció un proceso para las Congregaciones religiosas: para promover una adecuada renovación en cada instituto, un Capítulo General especial será reunido dentro de los dos años o tres, a lo sumo, (art. 3); en preparación a este Capítulo, el Consejo General organizará cuidadosamente una consultación amplia y libre de los miembros y clasificará oportunamente los resultados de esta consultación para ayudar y orientar los trabajos del Capítulo (art. 4). Al anunciar la apertura del Capítulo, el Superior General, el P. Mirande, escribía en la NEF: “Objetivo del Capítulo será adoptar las medidas necesarias para la puesta al día de nuestra Congregación según las directivas del Concilio Vaticano II… una puesta al día que orientada no a la facilidad, sino a la verdad, a una verdad exigente. Se trata de devolver a nuestra vida religiosa su autenticidad, condición indispensable para que sea ese signo que tanto deseamos”.
A la luz de las directivas de la “Ecclesiae sanctae”, el Consejo General estableció un itinerario de trabajo largo y exigente:
1. en el otoño de 1966 fue enviado a todos y cada uno de los religiosos del Instituto un cuestionario, con preguntas sobre los capítulos y los contenidos de las Constituciones en vigencia en ese momento;
2. de las  250 respuestas (muchas de las cuales eran colectivas) y de las 1.100 páginas se hizo una síntesis de 44 páginas, publicada en la NEF en Setiembre de 1967;
3. a la luz de las indicaciones que llegaron de la base, una comisión interprovincial constituida para ese fin, se reunió en julio de 1968 para preparar un esquema de Constituciones destinado a ser un esquema de trabajo de Capítulos Provinciales y de las Asambleas convocadas en preparación al Capítulo General; fue publicado en la NEF, y eran en total 94 páginas.
4. finalmente en los meses inmediatamente antes del Capítulo General, las conclusiones de los Capítulos Provinciales y de las Asambleas fueron integrados para formar un único testo entregado a cada Padre Capitular.
El  Capítulo General de 1969 fue el más largo de la historia betharramita; comenzó el 7 de julio y terminó las sesiones de trabajo el 11 de agosto siguiente. Procedió al nombramiento del nuevo Superior General, el P. Giovanni Trameri, pero sobre todo a la redacción definitiva de las nuevas Constituciones betharramitas, promulgadas ad experimentum por doce años, hasta su aprobación definitiva de parte de la Santa Sede, el 25 de marzo de 1983. En esa ocasión, el Superior General, el P. Grech escribía: “La nueva Regla de Vida expresa fielmente lo que somos y lo que estamos llamados a ser en la Iglesia y al servicio de ella… Este texto será objeto de oración y traducido en nuestra vida cotidiana para que podamos testimoniar lo que nos hace vivir a causa del amor de Cristo”.

Roberto Cornara

 

Acciones de Documento

« Agosto 2022 »
Agosto
LuMaMiJuViDo
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031
Nef

Nef logo portletNEF, NOTICIAS EN FAMILIA

Nef es el boletín oficial de la Congregación del Sagrado Corazón de Jesús de Betharram.
La redacción es responsabilidad del Consejo General.

Para leer la NEF puede consultar la sección correspondiente del portal, que también contiene el archivo de los últimos años.

Aquí abajo, los tres últimos números publicados ...