• English
  • Français
  • Italiano
  • Español
Betharram
Usted está aquí:Inicio / NEF / NEF 2017 / Noticias en Familia - 14 de Enero de 2017 / Vida de la Congregación
17/01/2017

Vida de la Congregación

Panorama de la Región San Miguel Garicoits

Oratorio de la comunidad de Belén

Con la visita del Vicariato de Tierra Santa en el mes de diciembre de 2016, el Superior General, Padre Gaspar Fernández Pérez scj, ha concluido la última visita canonica de su mandato.

Junto a él descubrimos lo que se vive en cada uno de los 5 Vicariatos que componen la Región San Miguel Garicoïts, unidos en la oración con los religiosos que están a punto de reunirse en Capítulo Regional del 19 al 24 de enero 2017.

La Región San Miguel Garicoits es la más compleja de las tres de la Congregación. Está formada por los vicariatos de Francia-España, Italia, Tierra Santa, Costa de Marfil y Africa Central. Ya existe una diversidad entre Francia, España e Italia. No es lo mismo Costa de Marfil y Africa Central, aunque se trate siempre de Africa. Y Tierra Santa ¿A quién se parece? Por otra parte, Francia es la fuente (1835), Tierra Santa viene después (1879); España e Italia vienen más tarde (1903-4), Costa de Marfil y Africa Central son las realidades más jóvenes (1959 y 1986). Es la región que todavía hoy cuenta con 131 religiosos, frente a los 56 de la RPAE y los 61 de la RSMJC. A causa de esta diversidad tiene todavía poca entidad como región. El Consejo se reúne cada vez en un Vicariato y es bueno. Pero, como la Región Santa Miriam, no hizo el capítulo regional intermedio, ni otro tipo de reuniones, debido a los gastos significativos de viajes, dada la dispersión y el número alto de religiosos.

En el Vicariato de Francia-España se encuentra la fuente donde ha nacido, vivido y muerto San Miguel Garicoits y donde ha hecho la experiencia del Amor de Dios que lo ha impulsado a fundar la Congregación del Sagrado Corazón de Jesús de Betharram, para “lograr para los demás una dicha semejante”. ¡Con qué emoción se acercan a esta fuente los jóvenes que participan del Encuentro de los votos perpetuos! Garacotxea, Ibarre, Ostà Oneix, Betharram, Igón, Bayonne! Estos lugares son el punto de referencia de la vocación de cada uno de los religiosos betharramitas dispersos por los cinco Vicariatos de la Región y los once de toda la Congregación. Esta fuente es nuestro verdadero tesoro, mucho más valioso que todas las propiedades de los Vicariatos. Los terrenos de Ibarre y Betharram tienen un bajo valor económico.

El Vicariato de Francia-España cuenta con una historia misionera gloriosa en Argentina, Uruguay, Tierra Santa, España, Italia, Inglaterra, Bélgica, China, Paraguay, Brasil, Marruecos, Argelia, Tailandia, Costa Marfil e India. Es admirable cómo hasta 2014, religiosos misioneros franceses han entregado su vida y el patrimonio del Vicariato en la misión de Costa de Marfil. Hoy, algunos de esos ardorosos misioneros, descansan de su entrega generosa en la comunidad de la Residencia de Ancianos de Betharram, cuya comunidad se compone de 18 religiosos.

La historia lleva consigo muchas exigencias administrativas que piden mucha dedicación al Vicario regional y a otros religiosos. Para poder restaurar las capillas del Via Crucis, como no tenemos medios económicos, hemos tenido que hacer una donación de las mismas por 20 años al ayuntamiento que consigue más subvenciones del Estado. Otra cosa que ha pedido mucho tiempo y dedicación ha sido la integración de la Residencia de ancianos de Betharram en la Asociación San José de las Hijas de la Cruz. Y la tercera, el paso de los bienes de la Asociación civil “La Pyrénéenne”, que los protegía desde 1907, a la Congregación.

Son cinco las comunidades en misión en Francia-España. En la residencia de Saint-Palais con 5 religiosos, cuatro de más de 89 años y el P. Joseph Ruspil, con 70 años, atiende dos parroquias en la zona donde se encuentra Ibarre. Los religiosos de esta residencia forman comunidad con la de Anglet, donde los padres Oyhenart y Moulier acompañan espiritualmente a las Siervas de María, hijas del beato P. Cestac, amigo de san Miguel Garicoits. La comunidad de Notre Dame en Betharram encargada de la animación del Santuario de Betharram, de la Casa de acogida y del Colegio fundado por San Miguel en 1837 está compuesta por cuatro religiosos: el Vicario regional, un religioso de Costa de Marfil, el encargado del Santuario y el que acompaña la actividad el colegio. La comunidad de Pau en el Carmelo, donde vivió Santa Mariam, otra fuente donde beber, cuenta con cinco religiosos, que atienden una residencia de estudiantes, reciben grupos para encuentros, colaboran en una Parroquia y los otros padres tienen actividades pastorales diversificadas e eventuales. Esta comunidad cuenta con un joven religioso de Tailandia, P. Pornchai, que convivió algunos años con el P. Stervin, venido también de la India. La comunidad de Pibrac tiene como misión la animación de dos parroquias cerca de Toulouse. Son tres los religiosos, uno de ellos el Superior regional, el Superior y párroco y otro de Costa de Marfil. Finalmente, la comunidad de Mendelu (España), cuya misión es la animación de la Parroquia San Miguel Garicoits y las capellanías de tres comunidades religiosas. El superior de la comunidad es el último religioso ordenado en 2007 en Francia, tiene 55 años. También esta comunidad tiene un joven religioso venido del Vicariato de Brasil, P. Davi Lara. Esta es la frágil realidad del Vicariato de Francia, en el pasado lleno de vida y de ardor misionero, hoy son: 46 religiosos:  30 tienen mas de 80 años; 13 tienen entre 55 y 78 años y son los que llevan el peso de la vida y la misión del Vicariato; 4 religiosos vienen de otros Vicariatos y tienen entre 31 y 39 años.

El Vicariato de Italia. Es el Vicariato que cuenta con un mayor número de religiosos en este momento, 53. Muchos de sus religiosos han sido también misioneros en China, Tailandia, Argentina, Uruguay, Brasil, Paraguay, la India, Tierra Santa. Religiosos de este Vicariato han fundado la misión del actual Vicariato de Africa Central. Este Vicariato todavía tiene mucha vida. Seis comunidades atienden 8 parroquias: Lissone, Castellazzo, Langhirano, Pistoia, Ponte a Elsa con Brusciana, Isola, Pozzaglia con Montorio, Albonico con Dascio. Una comunidad acompaña a los enfermos de AIDS en la Casa familia de Monteporzio. Algunos religiosos se dedican a la pastoral sanitaria. Una comunidad anima la iglesia de Santa María de los Milagros en Roma. La misión está muy localizada sobre la actividad parroquial. Necesitaría abrirse a otro tipo de ministerio menos institucional y más misionero. Da la impresión de que el Vicariato se ha envejecido de repente: En Solbiate, hacen comunidad con el P. Paniga dos religiosos que necesitan un cuidado especial. La comunidad de Cólico tiene su actividad pastoral a pesar de altas edades de sus tres miembros (83 - 89); lo mismo que la comunidad de Castellazzo (77 - 86). Las comunidades de Albavilla y Albiate han aumentado su número, con la llegada de religiosos que han abandonado su ministerio a causa de la edad con el cierre de Bormio y de la parroquia de San Hilario de Milán.

El Vicariato de Italia ha perdido al menos tres religiosos jóvenes en estos últimos años. El P. Simone Panzeri es el último religioso ordenado, en 2007. En vez de la disponibilidad de un religioso para la pastoral vocacional y para la  formación, se prefirió reforzar la eficacia pastoral en alguna parroquia.

Últimamente se ha hecho la opción de constituir dos comunidades para atender dos nuevas parroquias más en consonancia con nuestras fuerzas. Se dejó Montemurlo, y el Obispo, siempre en la diócesis de Pistoia, nos confió una parroquia más reducida. En la diócesis de Parma, el Obispo nos liberó de las parroquias de la montaña y de la de San Andrea en la ciudad y nos encomendó la de Langhirano con mucho territorio y con muchas capillas, donde hay una comunidad de Hijas de la Cruz.

Cosas que tienen en común los Vicariatos de Francia-España e Italia. Los dos cuentan con Asociaciones civiles para la animación misionera: “Au Cœur du monde” en Francia y “Amici di Betharram” en Italia. “Amici” cuenta con laicos que, junto al P. Piero Trameri, posibilitan el mantenimiento  de los proyectos del Vicariato de Africa Central. “Au Cœur du monde”, presidida por el H. Emile y con la colaboración de muchos laicos, sostienen proyectos de Costa de Marfil, Tailandia, Africa Central y Vietnam.

Los dos Vicariatos cuidando la comunicación con sus páginas web: www.betharram.fr y www.betharram.it. Tiene cada uno su revista: Francia “En avant” con un formato más popular; Italia “Presenza betharramita” con un contenido más selecto. Las dos tratan de hacer llegar a todos la vida de las comunidades y de la misión.

En los dos Vicariatos es un problema importante la pastoral vocacional. Desde 2007 no hay ningún joven en formación. Es muy difícil la propuesta vocacional a los jóvenes en las tres naciones. No sé si se ha hecho todo lo que se podía. En el Vicariato de Francia-España ha habido algunas iniciativas. En este momento ha surgido una propuesta de voluntariado que quiere involucrar también a Italia: “Partir en voyage missionnaire: Projet Cote d’Ivoire”.

El Vicariato de Costa de Marfil tiene una gran vitalidad y es una promesa de esperanza en la Región.
Tiene tres comunidades: en Dabakalá, Yamousoukro y Adiapodoumé. Cada una de estas comunidades atiende una parroquia. Cerca del templo de la  parroquia de Adiapodoumé está la comunidad de formación, compuesta por 15 religiosos: 4 sacerdotes, 2 diáconos, 1 religioso-hermano, 8 religiosos de votos temporales; 6 postulantes y 5 pre-postulantes. Sólo en esta comunidad queda un misionero francés, el P. Jacky Moura. Hace unos años han implantado el pre-postulantado, un año sin exigencias académicas, dedicado a la formación humana, a las diferentes introducciones y a preparar el ingreso a los estudios filosóficos en la Universidad Católica. Ha sido una iniciativa que está dando sus frutos. En mi última visita (2016), he podido comprobar que los jóvenes son más maduros, han clarificado su vocación y están abiertos al acompañamiento formador. Me impresionó el entusiasmo y el amor por su vocación de consagrados betharramitas. Otro ámbito misionero es la educación con dos realidades diferentes: La granja pedagógica Tshanfetó en Adiapodoumé y el “campus” de Dabakalá. Este último es una residencia de adolescentes del interior para facilitar sus estudios medios. Un religioso se encarga de acompañarlos. La granja pedagógica Tshanfetó es un centro para formar a los jóvenes en un trabajo racional y organizado de la agricultura y la cría de animales. En los años que tiene de vida, son ya una centena los jóvenes marfilenses que se han beneficiado. Ha sido reconocida de interés nacional, gracias al prestigio que ha adquirido por la seriedad del trabajo que se hace. Son tres los religiosos que se ocupan de la dirección, animación, formación humana y supervisión de la actividad. El Vicariato tiene el proyecto de abrir en setiembre de 2017 el Colegio secundario San Juan María Vianney en la ciudad de Katiola. El Obispo de esta diócesis, Mons. Ignace Bessi Dogbo, encomendó a una comunidad betharramita la dirección y la pastoral del Colegio. La nueva comunidad habitará en las instalaciones del mismo. El edificio es el mismo en el que funcionaba el Seminario menor, que dirigieron nuestros misioneros años atrás. El Vicariato de Costa de Marfil heredó el espíritu misionero y ha enviado tres hermanos a Africa Central, dos a Francia y otro a Italia.

El Vicariato de Africa Central es un Vicariato pequeño y con sólo 30 años de vida. Son sólo ocho religiosos: 5 son misioneros italianos y 3 misioneros de Costa de Marfil, organizados en tres comunidades. Superadas las dificultades del comienzo, hay que reconocer que la comunidad ha encontrado su equilibrio. Si los italianos tienen más experiencia, los marfilenses tienen mayor posibilidad de adaptación a la realidad por ser africanos. Realizan todos un trabajo precioso de evangelización y promoción humana en las dos Parroquias de Niem y Bouar, en 30 escuelas de aldea de las dos parroquias, en la atención sanitaria del Dispensario de Niem y el Centro San Miguel Garicoits de Bouar para enfermos de AIDS. Es muy importante también el trabajo que el P. Beniamino hace con la Caritas de Bouar.

En cuanto a la pastoral vocacional han sido años muy difíciles, de sufrimiento y desilusión. Han salido de la Congregación cuatro religiosos que habían terminado ya los estudios y uno antes de cumplir un mes de su primera profesión. Han perseverado dos religiosos que están en Costa de Marfil, uno es religioso y otro diácono. Se hace muy difícil la perseverancia por varios motivos: el nivel de instrucción no es suficiente, la fe cristiana ha arraigado poco en la cultura y en los corazones, los valores negativos, que toda cultura tiene, influyen en los corazones de los jóvenes, hasta el punto de hacer difícil la interiorización de los valores que Jesús propone. Estamos pensando en llegar a los corazones de lo niños antes de que queden marcados por esos valores negativos. Estos sufrimientos y desilusiones, junto a otras dificultades materiales, humanas, culturales, de transporte… que enfrentan, hace que nuestros misioneros tengan mucho mérito. Están dándolo todo y recogiendo pocos frutos.

El Vicariato de Tierra Santa es también histórico. Estamos allí desde 1876 cuando llega el P. Chirou acompañando al segundo grupo de Carmelitas y se queda como capellán del Carmelo de Belén. Desde entonces los betharramitas son sus capellanes y desde 1910 del Carmelo de Nazaret. Poco después empezó la formación de los teólogos betharramitas en nuestra casa de Belén y en la de Nazaret la de los filósofos. En 1932 el Patriarca nos encomienda el Seminario de Beit-Jala. Se prepararon las dos casas para recibir peregrinos hasta hoy. Hoy, la  comunidad de Belén acoge el noviciado de la Región, compuesto por el Maestro y tres hermanos marfileños y un diácono filipino que pide pasar a nuestra Congregación.

Con el dolor de haber tenido que cerrar la comunidad de la parroquia de Zarqa en Jordania, por la salida de la Congregación de dos hermanos árabes, el Patriarcado nos confió la parroquia de Safar-am, donde viven los tres hermanos de Nazaret. Vemos con esperanza nuestra presencia en Tierra Santa. A la sombra de los dos Carmelos, se forman las comunidades con una nueva perspectiva. Los jóvenes que se sienten atraídos por la Tierra Santa, al llegar aprenden el árabe y el hebreo para poder insertarse en los dos ambientes de la Iglesia Madre: el mundo arabe y el mundo hebreo. El P. Jean-Paul Kissi, nuevo maestro de novicios, ha estudiado el arabe, así como otros dos jóvenes escolásticos marfilenses que en el noviciado se interesaron por esta lengua. El P.Jose Kumar de la India ha estudiado el hebreo y el árabe y ha comenzado una inserción pastoral entre los inmigrantes indios que hablan hebreo. Mientras se hace la transición, agradecemos a los Padres Henri Lamasse y Firmin Bourguinat, originarios del Vicariato de Francia, que a los 86 y 81 años respectivamente aseguran las capellanías de los Caramelos de Belen y Nazaret. Tenemos un patrimonio importante en este Vicariato. Además del usufructo del terreno y la casa de Nazaret, contamos con las propiedades de Belén y de Emaús. Esta última la hemos alquilado al Movimiento de las Bienaventuranzas. Para dejar la casa de Nazaret totalmente disponible para recibir peregrinos, tenemos el proyecto de construir, detrás de la misma, una pequeña casa para la comunidad, con el valor de la venta de los departamentos que tenemos delante la casa de Belén.

La organización de los laicos que quieren compartir con los religiosos la espiritualidad y la misión es diversa en cada Vicariato. En Francia existe la “Fraternité Me Voici”, constituida por varios grupos de laicos y acompañados siempre por un religioso, que se reúnen una vez por mes, tienen un retiro anual y renuevan su compromiso en Betharram para la Fiesta de la Virgen de Betharram. Se guían en su actuación por “Una Charte”, que elaboraron hace unos años. Tienen también un boletín que se llama “Fraternel”, que aparece en Internet. Hay otros laicos “Amigos de Betharram”, que no se identifican con la “Fraternité Me Voici” y que comparten también la espiritualidad y las actividades. Ha sido muy eficaz la colaboración de algunos laicos de la “Fraternité” o de los “Amigos” como voluntarios en la recepción de peregrinos en Betharram en verano.

Es muy interesante también la organización de Fraternidades de laicos en torno a las tres comunidades de Costa de Marfil: En Adiapodoumé, “Nè Mè”; en Yamousoukró, “Mi ngan”; en Dabakalá, “Mi yè”. En Dabakalá hay también un grupo de “Niños Betharramitas” y en Adiapodoumé un grupo de “Jovenes betharramitas”. Tienen una “Coordinadora de los tres grupos de adultos” a nivel del Vicariato. El grupo “Nè Mè” viene caminando desde hace muchos años, con reuniones mensuales, retiro anual y algunos laicos han hecho la experiencia del retiro ignaciano. En este caminar al lado de los religiosos y colaborando siempre en las fiestas betharramitas, sienten la necesidad de organizarse. Han elaborado un: “Projet de vie des Fraternités laïques bétharramites de Côte d’Ivoire”.

En Italia son muchos los laicos que comparten tanto la espiritualidad como la misión, pero les cuesta mucho organizarse entre ellos. La Asociación del Mosaico colabora con la Casa Familia de Monteporzio y con el Centro San Miguel de Bouar y en sus reuniones siempre tienen la reflexión en torno a escritos de San Miguel Garicoits. Los padres de Castellazzo acompañan y dan elementos de formación a un pequeño grupo de laicos, que se interesan mucho por conocer a San Miguel Garicoits.

En Africa Central, el P. Beniamino ha tratado de reunir algunos laicos en torno al carisma betharramita, pero no ha tenido continuidad. En Tierra Santa encontré últimamente un antiguo novicio nuestro interesado por tema, habría que alentarlo para que consiga reunir a otros laicos interesados.

Gaspar Fernández Pérez scj
Superior General

Acciones de Documento

« Mayo 2024 »
Mayo
LuMaMiJuViDo
12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031
Nef

Nef logo portletNEF, NOTICIAS EN FAMILIA

Nef es el boletín oficial de la Congregación del Sagrado Corazón de Jesús de Betharram.
La redacción es responsabilidad del Consejo General.

Para leer la NEF puede consultar la sección correspondiente del portal, que también contiene el archivo de los últimos años.

Aquí abajo, los tres últimos números publicados ...