• English
  • Français
  • Italiano
  • Español
Fr Serge
Usted está aquí:Inicio / NEF / NEF 2016 / Noticias en Familia - 14 de Febrero de 2016 / Vida de la Congregación (2)
17/02/2016

Vida de la Congregación (2)

Panorama de la Región Padre Augusto Etchecopar

Vida de la Congregación (2)

Al terminar las visitas canónicas de Argentina-Uruguay, Paraguay y Brasil, que tuvieron lugar durante el año 2015, el Superior general, P. Gaspar Fernández scj, nos da aquí su visión de la Región, alimentada con las entrevistas con cada religioso y con su reflexión sobre la vida comunitaria y las realidades más variadas de la misión betharramita en América latina.

La Región P. Augusto Etchecopar es una región histórica como la de San Miguel Garicoits. Los primeros misioneros betharramitas llegan a Argentina a fines del año 1856. Al comienzo la actividad más importante fueron las numerosas misiones populares que los betharramitas hicieron en la Ciudad, de buenos Aires, en la Provincia y llegaron hasta Montevideo. El Colegio San José (1858) y la residencia de Montevideo (1861) se fundaron en vida de San Miguel Garicoits. Después, el trabajo de la educación opacó el trabajo de las misiones, quizá por la emergente necesidad de aquélla. Al darse la expulsión de Francia en 1903, se fortalecen con nuevos religiosos algunas comunidades educativas, Montevideo, Rosario (1900), La Plata (1902), y se funda en 1904 el Colegio de Asunción. Se intensifica la misión educativa. El Vicariato de Argentina-Uruguay cuenta hoy con 9 centros educativos; el de Paraguay con 5 y Brasil sólo 1. Para algunos es mucha gloria; para otros, una carga muy difícil de seguir gestionando.

Esta herencia pesada, no ha impedido abrirse y recuperar todo el ardor misionero entre los pobres, que nos distinguió desde el principio. En Argentina-Uruguay las misiones de verano en el norte argentino, las experiencias misioneras de una semana que hacen ya todos los colegios en la provincia de Santiago del Estero. La comunidad regional de Montevideo-Tacuarembó, que asegura el acompañamiento del Colegio centenario y tiene una proyección misionera en Tacuarembó, al norte de Uruguay. Las parroquias rurales de Paraguay de la que queda La Colmena, donde se realizan misiones populares, así como en la Parroquia de Ciudad del Este. En Brasil dos Obispos nos han pedido retirarnos de tres parroquias importantes que habíamos organizado bien. Esto que, a primera vista lo vivimos como una maldición, ha resultado una bendición que nos ha impulsado a la proyección que estábamos necesitando para ser más fieles al Carisma de San Miguel Garicoits. Por gracia de Dios estamos en Sabará, en la periferia de Belo Horizonte; en Setubinha, al Norte del Estado de Minas Gerais; en Serrinha, Estado de Bahía.

Además de compartir este espíritu misionero, expresado de manera diversa, los religiosos y las comunidades de Argentina-Uruguay, Paraguay y Brasil tienen una experiencia ya larga de caminar juntos. Desde el ELAB de 1986, los superiores de la Congregación entendieron que las tres provincias funcionarían mejor si había una coordinación entre ellas. El primer coordinador fue el P. Joseph Mirande y el último el P. Bruno, hasta que se crearon las Regiones. Es la Región más homogénea: existen muchos rasgos históricos y culturales comunes con la originalidad de cada nación. Hay una experiencia común de Iglesia, caracterizada por una historia común y por una experiencia eclesial que se ha ido elaborando en las Conferencias continentales de Río de Janeiro, Medellín, Puebla, Santo Domingo y Aparecida. Existen instituciones eclesiales que animan esta vida como el CELAM, la CLAR. La elección del Papa Francisco ha dado valor universal a ese estilo de Iglesia.

Todos estos elementos han ayudado a los religiosos de nuestras comunidades latinoamericanas a hacer un camino juntos.

Son ya una institución los Consejos regionales, las reuniones de formadores, de ecónomos religiosos y asesores laicos de los tres vicariatos varias veces al año. Es la única región que hizo el Capítulo regional intermedio, invitando a los laicos más cercanos en la misión y que viven con nosotros con mucha seriedad el carisma a participar con los religiosos en un encuentro Precapítulo. Tanto el Noviciado como el Ecolasticado permiten a los jóvenes conocerse, crear lazos, conocer a los religiosos de los demás vicariatos. Es ahí donde realmente se construye la región.

La formación de la Región ha encontrado su estabilidad y su seriedad con el postulantado en cada Vicariato, el Noviciado en Adrogué y el escolasticado en Belo Horizonte. También con la perspectiva de formación de nuevos formadores.

La Región alegremente representada por el equipo de los formadores y el Superior regional en este mes de enero en Roma, en ocasión de la reunión internacional de los responsables de la formación.

Se ha intensificado el acompañamiento personal de forma permanente, los formandos tienen la experiencia de los EE ignacianos, el mes en el noviciado, diez días cada año en el escolasticado. Muchos escolásticos han hecho los cursos para dar EE, lo que les prepara para la dirección espiritual y para el acompañamiento, que en el trabajo pastoral ayuda a vivir una fe más auténtica. El P. Mauro impulsa mucho esta preparación espiritual ignaciana.

El compromiso de reforzar la presencia de Betharram en Uruguay ha sido una decisión del Capítulo regional de 2010. Por eso hay allí una comunidad compuesta por el P. Ángel Recalcati, que ha vivido muchos en Uruguay, el H. Víctor del Vicariato de Paraguay, el P. Eder que desde enero sustituye al P. Wagner Ferreira, nombrado Maestro de postulantes en Paulinia.

Una característica de la Región es la colaboración con los laicos en la misión. Gracias a la comunión y la participación de estos, los colegios se han convertido en comunidades educativas que tienen una función social, educativa y evangelizadora. Por otra parte, contagiados por los religiosos, los laicos quieren conocer más sobre el carisma de San Miguel para la misión ciertamente, pero también para poder vivirlo en su vida personal y familiar. También en las parroquias se trabaja en comunión y participación con los laicos. Hay una resistencia a la organización de asociaciones de laicos betharramitas. Una excepción es el Grupo FVD, surgido hace ya más de 10 años entre alumnos y exalumnos del colegio S. José de Asunción, que se ha abierto y propone el carisma de San Miguel Garicoits en otros ámbitos de la ciudad. En Argentina, el Grupo de familia de Laicos Betharramitas y el P. Giancarlo hacen un trabajo precioso de animación de los laicos de los diferentes colegios. En estos dos últimos años, los laicos de Brasil han participado con los religiosos en las celebraciones de votos perpetuos y de ordenaciones que han sido muchas. He visto que durante 2015, el H. Jeferson se encargó de reunir a los laicos que están interesados en conocer más el carisma.

El Superior regional, P. Gustavo Agín, viaja seguido a los tres Vicariatos y acompaña muy de cerca de los religiosos y a las comunidades. La colaboración de sus tres Vicarios es también muy intensa, acompañando sobre todo los proyectos misioneros de cada Vicariato en su originalidad. Se piensa juntos en el Consejo regional y cada uno impulsa en cada Vicariato la fidelidad a la Regla de Vida.

El Vicariato de Argentina-Uruguay es el que ha asegurado una presencia muy significativa de la Congregación durante mucho tiempo. Allí estaban las grandes obras. Las obras siguen, pero no tienen tanta “grandeur”, aunque siguen asegurando un trabajo educativo, social y misionero, gracias a la entrega generosa de tantos laicos. El P. Daniel, Vicario regional, está haciendo un camino muy serio con los Directores de los colegios, para llegar con ellos a una organización que los implique más en la gestión de los colegios. En diez años han muerto 17 religiosos, por lo cual la presencia se ha debilitado mucho. Los 15 que quedan constituyen las cuatro comunidades: tres en Argentina y una en Uruguay. Sólo queda la parroquia de Barracas, los religiosos ya no viven en los colegios, como en otros tiempos. Desde las residencias de las comunidades en San Juan Bautista, Barracas, Adrogué y Montevideo van a asegurar una presencia pastoral y espiritual en los colegios y a animar los encuentros misioneros y juveniles y las misiones rurales entre los pobres. Aunque el número de religiosos se ha reducido tanto, la vida consagrada y comunitaria tiene mucha calidad: se viven los proyectos comunitarios, se reza juntos y personalmente, hay preocupación por la formación permanente que ofrece el retiro anual y organiza actividades a nivel del Vicariato. La pastoral vocacional va dando, gota a gota, algunas vocaciones, se podría hacer mucho más. Pero lo poco que se hace es serio, porque los últimos candidatos ya son adultos y profesionales, lo cual nos habla también de calidad.

El Vicariato de Brasil, a diferencia del de Argentina, vive un momento de crecimiento y de gran esperanza. Son 17 los religiosos de votos perpetuos. En los dos últimos años se ordenaron seis sacerdotes, uno de los cuales dio su disponibilidad par integrar la comunidad de Mendelu, en España, como pedía el Capítulo general de 2011. Hace mucho tiempo que tenemos religiosos brasileros en la Congregación, pero sólo desde hace pocos años tenemos algunos de color, lo cual enriquece la Congregación e incultura más el carisma. Esto ha permitido abrir esas nuevas presencias a las que me he referido antes. La pastoral vocacional con sus idas y venidas sigue organizada y pueden verse sus frutos: 1 aspirante en Passa Quatro, 3 postulantes en Paulinia, dos escolásticos en Belo Horizonte. A excepción de la comunidad del Escolasticado de Belo Horizonte, las otras presencias de la Congregación son de dos religiosos: Sao Paulo, Passa Quatro, Sabará, Setubinha, Serrinha. Se trata de presencias parroquiales con un estilo diocesano, mucho más misioneras, entre los pobres, pero la vida comunitaria es muy frágil. Es muy interesante el intercambio misionero entre la Parroquia Sagrado Corazón de Belo Horizonte y la de Setubinha y la misión que se está preparando en Sabará para 2016 con la colaboración de todas las parroquias del Vicariato. El Vicariato conserva la misión educativa en el Colegio São Miguel. El Vicariato se mantiene fiel a las asambleas, en las que se va analizando la vida del Vicariato y se van preparando algunas opciones. Algunos problemas administrativos sobrecargan la responsabilidad de algunos religiosos.

El Vicariato de Paraguay cuenta en este momento con 19 religiosos. La incorporación a las comunidades de los dos Obispos betharramitas, Mons. Gogorza y Mons. Silvero y la reciente ordenación de dos religiosos ha aumentado el número recientemente. También Paraguay tiene un religioso de votos perpetuos, el H. Víctor, en la misión de la comunidad de Montevideo-Tacuarembó en el Vicariato de Argentina-Uruguay. Desde hace unos años se ha intensificado el trabajo de la Pastoral vocacional, cuyos frutos pueden verse en la formación. En la casa del postulantado de Lambaré tenemos 6 aspirantes y 2 postulantes, el H. Sergio Leiva ha hecho sus primeros votos y Cristian Romero está terminando la teología en Belo Horizonte. Como en Argentina, también aquí existen 5 grandes colegios que prestan un servicio a la sociedad y a la Iglesia con la educación y la evangelización. Como allí, todo este servicio se puede dar gracias a la dedicación responsable de mucho laicos que comparten con nosotros la misión con un espíritu de comunión y participación. Serenidad en las comunidades educativas, equipos directivos más integrados, economía saneada, solidaridad entre las obras son algunas de las características de nuestros colegios. El P. Javier, Vicario regional, trabaja bien con su Consejo de Vicariato para que todo vaya adelante contra viento y marea.

Trabajamos también con un espíritu misionero en tres parroquias en este Vicariato. Acabamos de dejar la parroquia de San Joaquín para poder dedicarnos al proyecto PAPETRA (Ver la NEF n. 102, 14 de marzo de 2015). El Vicariato ha sentido un llamado a ejercer la misericordia con el sufrimiento de los jóvenes dependientes de la droga y con sus familias. Uno de nuestros religiosos, el P. Fulgencio Ferreira ha adquirido las competencias para responder con seriedad a este llamado. Una clínica de desintoxicación ya se ha construido y ahora se está construyendo el Hogar de Cristo para la recuperación e inserción de estos jóvenes sufrientes.

Desde hace 160 años, la Congregación del Sagrado Corazón de Jesús de Betharram realiza la misión evangelizadora con la Iglesia Latinoamericana. Llegados a Argentina poco después de la independencia, han hecho un gran aporte para el afianzamiento de ésta como una nueva Patria. Hoy mantiene una presencia humilde en los cuatro países pero sigue evangelizando y caminando entre las dificultades de los hombres de los cuatro países y las consolaciones de Dios.

Gaspar Fernández Pérez scj
Superior General

Acciones de Documento

« Julio 2022 »
Julio
LuMaMiJuViDo
123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Nef

Nef logo portletNEF, NOTICIAS EN FAMILIA

Nef es el boletín oficial de la Congregación del Sagrado Corazón de Jesús de Betharram.
La redacción es responsabilidad del Consejo General.

Para leer la NEF puede consultar la sección correspondiente del portal, que también contiene el archivo de los últimos años.

Aquí abajo, los tres últimos números publicados ...