• English
  • Français
  • Italiano
  • Español
Gustavo 01
Usted está aquí:Inicio / NEF / NEF 2009 / Noticias en familia - 14 de marzo 2009
28/02/2009

Noticias en familia - 14 de marzo 2009

Sumario

pdf.png
formato PDF 


La palabra del Padre General

nef-090301.jpg

El Guardián del Amor

Leyendo las cartas del Padre Etchecopar me encontré con unas expresiones que me hicieron pensar: "¡Amor al Amor Crucificado! !Amor a la Madre del Amor! ¡Amor al Guardián del Amor!" (c. 294)."¡Puede ser que esté cerca de nosotros, el momento de esa nueva separación, en el que nuestra querida Susana verá el fin de sus luchas y sufrimientos, y se encontrará cara a cara con Nuestro Jesús, nuestro Amor, nuestro infinito tesoro, nuestra felicidad sin nube y sin fin!" (c.356)   
Bossuet, autor muy leído por San Miguel, dice lo siguiente: "Entre todas las vocaciones, señalo dos, en las Escrituras, que parecen directamente opuestas; la primera es la de los apóstoles, la segunda la de José. Jesús se revela a los apóstoles, Jesús se revela a José, pero con intenciones bien contrarias. Se revela a los apóstoles para anunciarlo por todo el universo; se revela a José. Para acallarlo y esconderlo. Los apóstoles son luces para hacer ver a Jesús en el mundo; José es un velo, para taparlo y bajo ese velo misterioso se nos esconde la virginidad de María y la grandeza del Salvador de las almas." Bossuet: II panegírico de S. José)
San José arriesga su vida para proteger la de María y la de Jesús, el Amor. ¡La vulnerabilidad del Amor! La arriesgó cuando cambió de opinión y de postura y en vez de abandonar a María, la llevó a su casa con Jesús en gestación por obra del Espíritu Santo (Mt.1, 19-24). La arriesgó cuando tomó al Niño y a su Madre y se los llevó a Egipto porque Herodes buscaba al Niño para matarlo (Mt. 2, 13-15). La arriesgó cuando tomó al Niño y a su Madre y se estableció en Nazaret. (Mt. 2, 21 – 23)
Como guardián, San José, muchas veces habrá observado con atención cómo Jesús crecía en estatura, es sabiduría, en gracia y también en el Amor. En ese amor que conocía por experiencia en el seno de la Trinidad. En ese mismo amor que habrá tenido que aprender a vivir como los hombres al hacerse hombre: el Amor encarnado. Como guardián, San José se daba cuenta de lo atento y lo sensible que era Jesús a los testimonios escondidos y ordinarios de la convivencia  en la casa de Nazaret:     
Al trato de respeto, afecto, delicadeza y madurez con que José trataba a María. ¡Hay que ver como quería José a María! De José habrá aprendido Jesús a tratar a las mujeres: A su Madre María, a las que lo seguían, sirviéndolo con sus bienes, a Marta, a María, a María Magdalena, a la viuda de Naim, aquella mujer pecadora que lo ungió con perfume y de quien dijo: Sus numerosos pecados le han sido perdonados porque ha demostrado mucho amor (Lc. 7, 47).
Observando a su “guardián”, Jesús habrá aprendido a ceder el paso, a servirse el trozo más pequeño, a no imponer sus opiniones, a negarse a sí mismo: a conocer, purificar y orientar las pasiones en función del amor de donación.
En el hogar de Nazaret, Jesús habrá aprendido a aceptar las circunstancias favorables y adversas, la cruz de cada día: los problemas de convivencia de Nazaret, la falta de trabajo algunas veces, el retraso en el pago de algún trabajo realizado y la escasez de comida en esos días. De José y María habrá aprendido también a admirase (Lc.2,18;  2,33; 2,48) y alabar al Padre por las cosas buenas: cuando llegaron a Nazaret después de volver de Egipto, cuando volvieron a casa después de encontrar a Jesús entre los doctores.
De María y José habrá aprendido a interiorizar las experiencias y a descubrir en ellas la voluntad y la actuación de su Padre que ve en lo secreto (Mt. 6, 4 y 6 y 18)
De José habrá aprendido Jesús a ayudar a otros, a dar una palabra de consuelo a un cliente; habrá aprendido a servir. Seguramente siendo niño, a la simple insinuación de San José, habrá corrido a buscar agua y habrá lavado los pies a algún peregrino que se ha detenido a su puerta.
De José y de María habrá aprendido Jesús a confiar; a medida que iba creciendo Jesús, veía que  San José le encomendaba trabajos más difíciles en el taller y lo ayudaba a terminarlos bien. ¡Admiraba la confianza que se tenían María y José!
Habrá observado Jesús muchas veces cómo San José teniendo razón renuncia a ella, acepta perder, por amor a María, para mantener la unidad de la pareja y de la familia. ¡Qué valorización de las personas y qué aprendizaje del amor y del perdón!
De José habrá aprendido Jesús la responsabilidad y la alegría del trabajo bien hecho.  
De José y de María habrá aprendido que los motivos de la conducta diaria no son los caprichos personales. Muchas veces habrá observado cómo José piensa sólo en el bien de María y de Jesús, aunque quede pospuesto, aunque no se entienda. Esas actitudes de José le habrán ayudado a elaborar esa frase que repite siempre en el Evangelio y que nos transmiten los cuatro evangelistas: El que pierda la vida la encontrará (Mc.8,35 pp).
¡Cuál no habrá sido el dolor y la angustia el día que el Guardián perdió al Amor! ¡Qué decepción y qué  humillación! ¡qué insatisfacción contra sí mismo por haber “faltado “a su deber y a su vocación!!Piensa que tu padre y yo te buscábamos angustiados! (Lc. 2, 48). Es la paradoja del amor: el que había mostrado que era capaz de arriésgalo todo para proteger a Jesús, el Amor; experimenta la contradicción  de haberlo perdido a pesar suyo. La respuesta descubre la verdadera misión de Jesús que San José estuvo protegiendo durante estos años:  ¿No sabían que debo ocuparme de las cosas de mi Padre? (Lc. 2, 49) Pareciera que se levanta el velo que cubría el misterio y que a partir de ahora tiene que quedar al descubierto. Es la pedagogía de Dios: José sufriendo va entrando en el misterio del amor del Padre; Jesús, aunque era Hijo de Dios , aprendió por medio de sus propios sufrimientos lo que significa obedecer (Hb.5, 8). El que había experimentado el Amor del Padre desde toda la eternidad, tiene que aprender a vivir ese mismo amor como hombre y entre los hombres por medio del sufrimiento y la superación: El Amor se hace carne y san José el Guardián del Amor, garantiza su aprendizaje en medio de los hombres.

Gaspar Fernández Pérez,SCJ 


nef-etchecopar.jpgEl Padre Augusto Etchecopar escribe... a su hermano Evaristo, el 22 de marzo de 1861

Estamos en una época en que se quiere pasar de Dios a todo precio, y de su Iglesia, y en donde el hombre quiere tomar su lugar: hemos vuelto al tiempo del paganismo, al Dios César, al Dios Carne. Felices los que estén firmes en la fe, los que estén anclados en la palabra de nuestro Señor Jesucristo, serán felices en la esperanza y pacientes en la tribulación. Por lo demás, no importa lo que nos suceda: ¡Adelante siempre! Y luego sucederá lo que Dios quiera; en paz me acuesto y me duermo (Sal 4, 9). Es para decirte que soy feliz, feliz al servicio de Dios, feliz en la tranquilidad, feliz en la angustia, feliz en el éxito, feliz en el fracaso, feliz en el goce del presente y las incertidumbres del mañana. ¿Por qué? El Señor es mi pastor, nada me falta…(Sal 23, 1).  Estoy bajo el bastón de aquel a quien pertenecen el mañana y la     eternidad (…) ¿Quién me separará del amor? ¿Y qué temer y dónde no estar bien?


¿Cómo reavivar nuestro espíritu apostólico y misionero?

nef-090307.jpg

No podré renovar mi espíritu apostólico sin una renovación espiritual.
Tengo que vivir los valores espirituales y evangélicos para hacerlos vivir a los demás. El apostolado no es ni una acción social, ni una propaganda. Es, en primer lugar, la irradiación de lo que se es y se vive. Cada apóstol debe, pues, hacer un esfuerzo de interioridad y de espiritualidad.

Hoy hay un gran deseo de autenticidad y de verdad.
Nuestro testimonio apostólico debe estar fundado en la verdad de nuestra oración, la realidad de nuestra vida evangélica y fraterna. Hay que probar, a los que nos rodean, que la oración, el Evangelio, la fraternidad son valores sobre los cuales he podido construir mi vida. Pero no es fácil ser siempre “verdadero”.

No olvidemos este hermoso texto del Concilio:
“En los institutos de vida apostólica, pertenece a la naturaleza misma de la vida religiosa la acción apostólica. Es por eso que toda la vida religiosa de sus miembros debe estar penetrada por el espíritu apostólico y toda acción apostólica debe estar animada por el espíritu religioso” (Perfectae Caritatis 8).

Todo apostolado exige hoy una formación.
No se improvisa. Interesarse por la vida de la Iglesia en general y por la vida de mi Iglesia local. Tener un alma misionera, abierta a la vida de la Iglesia y a los problemas de la gente que me rodea.

Pero nada puede reemplazar el inmenso amor que debe animarnos.
En un cierto sentido, para ser apóstol, basta incluso amar. Pero uno puede cansarse de amar. El amor puede apagarse.

Las cuatro grandes fidelidades que deben animar nuestra vida apostólica:
fidelidad a Cristo y a su Evangelio
fidelidad a la Iglesia y a su misión en el mundo
fidelidad al hombre de nuestro tiempo
fidelidad al carisma del fundador
Conclusión: “Para saber permanecer de pie en medio de los hombres, hay que saber arrodillarse ante Dios.” (Padre Jacques Loew)

Pierre Grech,SCJ


De un proyecto de solidaridad... a otro

Este año todavía, durante la Cuaresma, el Consejo general quiere llamar la atención de las comunidades y fraternidades sobre otro proyecto misionero concreto:
- para ser más familia apostólica, entre religiosos y laicos betharramitas;
- para conocer mejor los rostros que toma la misión de los hijos de san Miguel;
- para reforzar nuestra comunión de oración y de compartir, de pensamiento y de acción.
En 2008, se juntaron cerca de  60.000 euros  para dar a los futuros religiosos de Tailandia medios para formarse. Hoy, sin descuidar las antiguas solidaridades, el proyector apunta hacia otro de los países en donde Betharram está bien vivo.

nef-090305.jpg

SAMPRAN 2008

Entre el primer camión de nivelación, en marzo de 2007, y el fin de la construcción, en julio de 2008, se ha pasado más de un año. El director de los trabajos ha entregado oficialmente el edificio a la comunidad de Betharram para alojarse en él nuestros hermanos. Teniendo ahora la total responsabilidad del nuevo Seminario, vamos a dedicarlo a nuestro fundador San Miguel, llamándolo “Ban Garicoïts” (Casa Garicoïts en idioma tailandés).
Hemos plantado muchos árboles y sembrado flores: crecerán y nos darán poco a poco sombra y frutos. Además de nuestras actividades cotidianas – la oración, los estudios, los servicios comunitarios, las experiencias pastorales y el deporte, queremos crecer en la vida de Dios y en la formación de los futuros actores de su Iglesia, como religiosos y como sacerdotes de Betharram.
En este momento, queremos expresar nuestra viva gratitud a todos nuestros bienhechores, a todos ustedes que no han cesado de sostenernos de muchas maneras. Los llevamos cada día en nuestra oración, más especialmente el primer sábado de mes en que celebramos la Misa por sus intenciones.
Gracias también por rezar por nosotros: que seamos fieles al que nos llama a ser los instrumentos dóciles y entregados de Su voluntad.
Muchas gracias. Khaub khun kraab!

COSTA DE MARFIL 2009

Betharram está presente en Costa de Marfil desde 1959. Desde hace 50 años, nuestros hermanos “se dedican por entero a procurar a los demás la felicidad”, según el deseo de nuestro Fundador, San Miguel Garicoïts. La Provincia de Francia contribuyó muy generosamente a asegurar esta misión de nuestros hermanos en este país de África. Hoy, con la nueva reestructuración de la Congregación en Regiones y en Vicariatos, el compartir debe ser mayor: toda la Congregación está comprometida para que las acciones apostólicas de nuestros hermanos sean más significativas. La Congregación necesita encontrar nuevos compañeros que acepten libremente aportar una ayuda material y financiera.

Además de la formación de los jóvenes en la vida religiosa que necesita una inversión pesada, tres proyectos concretos nos son presentados:

  • en Dabakala, la comunidad pone a disposición de los alumnos un hogar que alberga a 36 colegiales; los edificios necesitan ser reparados. Costo: 5.500 €
  • en la Parroquia San Bernardo de Adiapodoumé, se quiere construir una sala de lectura y una biblioteca. En sus familias, los alumnos no tienen siempre electricidad, pues es un barrio muy popular; están pues desfavorecidos para un trabajo personal serio. Costo: 8.300 €
  • en la Comunidad de Adiapodoumé está en proyecto un garaje y un centro de formación en mecánica del automóvil. El objetivo es asegurar beneficios para la casa de formación y brindar una formación profesional seria a los aprendices que son a menudo explotados en los garajes que existen. Costo: 140.000 €: la puesta en marcha está prevista a lo largo de 4 años.

Para asegurar la seriedad del proyecto, un religioso sacerdote se está formando en un instituto superior nacional en Yamoussoukro. En julio será técnico superior en mecánica del automóvil; su formación corre por cuenta de la Congregación.

Estos nuevos proyectos vienen a ensanchar lo que ya existe y cuya puesta en marcha continúa:
- la granja pedagógica “Tshanfeto”, creada en el 2000, dirigida por un religioso sacerdote, ingeniero agrícola cuya formación fue asegurada por la Provincia de Francia. Actualmente la 9ª promoción está en formación.
- las plantaciones agrícolas de hevea (árbol para producir caucho); actualmente hay 18 ha en producción;
- la creación de una plantación de jatrofa (planta de biocarburante) de 10 ha cerca de Dabakala.

Nuestros hermanos persiguen un doble objetivo en todas esas actividades o proyectos:
1) la formación humana y profesional de los jóvenes en un país que necesita agricultores excelentes y obreros calificados; esta formación se integra en la propuesta de Fe. Están persuadidos de que el lazo entre la salvación de Jesucristo y la promoción humana es indispensable.
2) una autosuficiencia material y financiera de las comunidades betharramitas. Los religiosos saben que tender la mano es una etapa necesaria para llegar a ese fin, incluso si experimentan la molestia del momento.

Toda nuestra Congregación, unida a nuestros amigos, quiere aportar coraje, sostén y ayuda al Vicariato de Costa de Marfil que festeja este año su jubileo de 50 años de presencia..

PARA CUALQUIERA INFORMACIÓN O AYUDA: bierullo@gmail.com
Banco HSBC : cuenta N°21- 001- 407 751 - 0 / C.B.U. 26500012 02100140775108
a nombre de Ierullo Bruno

El amor fraterno en comunidad

nef-090302.jpg

De Belén un novicio marfileño nos envía una reflexión personal con resonancia universal. 

De Belén, un novicio marfileño nos envía una reflexión personal con resonancia universal.
Un buen día, constaté que los demás no eran como yo, y me dio pena: si todos pensasen y amasen como yo, nuestro mundo sería mucho mejor. No pudiendo soportar a esa gente, decidí enclaustrarme en mi mundo. Desde allí, echaba una mirada llena de piedad sobre los que me rechazaban, los que no pensaban y no amaban como yo. Estando desolado entonces, encontraba mi mundo apacible e incluso adorable. Podía hacer en esas circunstancias lo que quería, sin miedo ni molestias…
Extrañamente, un tiempo más tarde sentí la necesidad de acercarme a los que antes rechazaba. En su ausencia, los buenos recuerdos que guardaba de ellos me hicieron comprender que era yo el que los rechazaba a ellos. En mi escondite, un silencio me interpeló; sin duda la voz rompió mi orgullo y me hizo amarlos de otra manera. Una vez salido de mi cascarón, vi que mi manera de amar era más un refugio que otra cosa. Rechazando asumir el mal que me carcomía, yo lo proyectaba en los demás. Así, yo les hacía llevar y soportar mi máscara; así yo hacía sufrir a mis hermanos.
Desde que el silencio se había hecho en mí, comprendí, que, para construir la vida fraterna en comunidad, no tenía que contar primero y absolutamente con mis propias ideas y la fuerza de mis puños, sino más bien con la ayuda de la Santa Trinidad que es la fuente y el modelo. Ese silencio me enseñó “la unidad del mandamiento del amor a Dios y el amor al prójimo.” (VC 5).
Pude comprender que para vivir con los demás, debía yo mismo pasar por una conversión interior antes de esperar exclusivamente de ellos cambios que pudieran convenirme. Tomé el firme propósito de permanecer siempre para mis hermanaros un don de Dios, incluso durante nuestros momentos de tensión. Para ello, me preocuparé por la comunicación entre nosotros: cuando falta “cada uno desconoce lo que vive el otro, el hermano se convierte en un extranjero, y se llega a situaciones de real soledad.” (VFC 32)

Armel Daly, novicio SCJ


5 minutos con... el Padre Paco (Francisco Daleoso)

P. Francisco Daleoso,SCJ

2009 empieza bajo el signo del cambio para el P. Francisco Daleoso, más conocido por todos como Paco. Vivirá en comunidad en un sector rural desfavorecido, a más de 1000 Km. De Buenos Aires y de su querida basílica del Sagrado Corazón. Esta nueva aventura, humana y pastoral, bien merece 5 minutos de charla.

Nef - ¿En pocas palabras, puedes trazarnos las diferentes etapas de tu ministerio ?
- Comencé como Director Espiritual en el Apostolicado de Barracas. Me habrán visto cara de santo?… con 25 años …! Y al estilo del Betharram de entonces, me encargaron de prepo de 16 clases semanales (de Español y Educación Democrática en 1º y 2º de secundario), Al mes comencé el Profesorado en Letras, que terminé en 1972, año en que pasé a enseñar Catequesis en el Colegio San José y Barracas, mientras vivía con el P. Bruno Ierullo en Adrogué. Resumiendo: Profesor de 1965 al 80: Letras, Educación Democrática, Actividades Prácticas, Catequesis. Formador: Maestro de novicios interino por 4 meses en l977, Maestro de Escolásticos del 1980 al 85 y  Maestro de Novicios en 1985  en Adrogué. Rector en el Colegio San José, 1986 a 1993. En Parroquias: 1993 en Santiago del Estero, 1994 y 95 en Atlántida, Uruguay, 1996 a 2001 en Santiago del Estero, 2001 a 2009, en Barracas. Camp volant misionero 2009 hasta que el buen Dios quiera. ¡Siempre betharramita!

¿Qué es lo que más te ha marcado en tu itinerario de Religioso?
- El obedecer. No será muy edificante decirlo, pero muchas veces obedecí porque no me atreví a negarme, reconociendo no tener la preparación suficiente… Sin embargo, siempre sentí que el carisma betharramita estaba hecho justo para mí. Y, aun con serias fallas, traté de vivirlo en serio.

A los 69 años, dejas una « institución » centenaria por una parroquia misionera. ¿Por qué este cambio? ¿Y tú cómo lo vives ?
- Dejo el centenario caserón de Barracas  - envejecido y deteriorado - que durante 100 años dio cobijo seguro a muchas generaciones de betharramitas, como a mí hasta ahora, y paso a formar una comunidad betharramita itinerante. ¡Un paso pascual!: de las viejas estructuras nacen nuevas formas de Vida Religiosa. Tomamos el servicio en Nueva Esperanza sólo temporalmente. Somos una comunidad misionera itinerante, un verdadero camp volant, dispuestos a ir a donde nos pidan los superiores y obispos.

Explica para nuestros lectores qué es exactamente la realidad de Nueva Esperanza desde el punto de vista social y eclesial.
- Es una zona con cerca de 20.000 habitantes dispersos en 7330 kms cuadrados. Hay mucha sed de Dios en esos pobres, sostenidos por una fuerte religiosidad, rayana en la superstición, con grandes problemas sociales por el abuso del poder político: posesión de la tierra, desmontes indiscriminados de grandes extensiones, conflictos violentos entre finqueros que se disputan los límites de sus campos dedicados hoy a la soja.

Fuiste ordenado diácono el 14 de marzo de 1964, hace 45 años. Las dimensiones diaconales de servicio a los pobres y de anuncio de la Palabra tienen una resonancia especial aquí, ¿no es cierto ?
- Queremos ser signo de Jesús viviendo la Comunión: primero  nosotros religiosos entre nosotros, y desde ese camino de comunión hecho entre nosotros cada día, caminar en comunión con el Pueblo de Dios que nos confía la Iglesia por el obispo local. Esa comunión, vivida en la sencillez de nuestras posibilidades humanas, es el signo de que Jesús se hace presente por nosotros entre los pobres una vez más, y nos da autoridad para proclamarles su evangelio de salvación.

¿Cuáles son los desafíos para la vida comunitaria y para la evangelización de este territorio ?
- Ser fieles al camino de comunión, marcando tiempos  - personales y comunitarios - de unión con el Maestro, de unión entre nosotros por el codeo de la convivencia, de unión con quienes compartimos la vida como vecinos, como hermanos en la fe. Esta Comunión así vivida, nos ayuda a asumir los problemas de los habitantes de esa zona tan plagada de injusticias, violencias, humillaciones. Nos ayuda a acompañarlos y anunciarles la salvación de Jesús. No conozco otro Evangelio.

¿En qué cosas se puede captar que el carisma de Betharram es una riqueza y una fuerza para una comunidad en este tipo de misión ?
- En que nuestro carisma ve en la Encarnación de Jesús su esencia. En que el betharramita tiene el mismo programa que el Corazón de Jesús. En que muchos betharramitas - guiados por él - sembraron comunidades eclesiales y obras fecundas que aún perduran, por donde  pisaron, abiendo abandonado su familia, su patria, sus queridos Pirineos, para vivir contentos como misioneros en América, China, Tailandia, África, India…  hombres de fe,  humildes, rudos...

¿En el Betharram de Argentina con tantas "instituciones centenarias" que significa esta opción comunitaria entre los pobres ?
- Significa volver a nuestras fuentes: Betharram bajo la mano certera de San Miguel nació como Comunidad al servicio de las misiones populares, de la Educación humana y cristiana,  marcada por una fuerte vida espiritual, un gran sentido de la obediencia, una disponibilidad indiscutible a los obispos, a la Iglesia. Vemos que los signos de la Vida Religiosa tales como la hemos vivido los que contamos unos añitos cayeron para siempre, en la Congregación y en la Iglesia. Hoy re-fundar Betharram es  hacer camino caminando en comunidades con la luz imperecedera -  intuida por el P. Garicoïts - del aquí estoy de Jesús, que abrió la brecha con su propio cuerpo. Este es nuestro programa.

Nueva Esperanza 2009



nef-090110.jpg

1929-2009

BETHARRAM EN COSTA DE MARFIL

Nuestra Congregación hizo sus primeros pasos en Costa de Marfil hará pronto 50 años. El relato de esta aventura nos acompaña a lo largo de todo este año jubilar. Se lo debemos al P. Laurent Bacho, consejero general y formador cerca de Abidjan.

 3. EL TRASLADO

En febrero de 1964, una etapa importante de nuestra presencia en Ferkessedugu: la primera visita del Superior General, el P. Joseph Mirande. El centenario de la muerte de San Miguel se celebra en esta oportunidad; el visitante ha traído una estatua de San Miguel que conservamos como una joya en Dabakala. Queda edificado por esta nueva fundación y no duda en escribir a toda la Congregación, él, que era más bien avaro en alabanzas: “Nada detiene a nuestros Padres, hacen frente con la mayor sencillez, lo cual es proprio de un misionero y de un betharramita. Betharramita, la obra lo es también porque es nuestra obra… Los nuestros se desgastan, pero es por la misión, del Obispo, por consiguiente como auxiliares, como instrumentos, según las palabras caras a San Miguel”.
En junio de 1965, el P. Prévost está obligado a dejar Costa de Marfil por razones de salud; será reemplazado por el P. Gabriel Verley. El 1º de septiembre de 1965, es la gran revolución en la Escuela Normal: tres Hijas de la Cruz, acompañadas por su Superiora General vienen a almorzar a mediodía. Acaban de fundar un colegio católico para chicas en Korhogó, a 50 Km. de Ferké. Inútil decir que Betharram ha susurrado a los oídos de Mons. Durrheimer que esta congregación trataba de volver a África después de no poder establecerse más que 7 años en el Congo Belga (1954-1961), a causa de problemas políticos. Diez días después, llega el nuevo superior, el P. Verley. Una comunidad fuerte con 6 miembros; ante la falta de docentes en el seminario menor de Katiola, el P. Ségure es llamado a venir, por Todos los Santos, para ser profesor de matemáticas, al mismo tiempo que permanecía unido a la comunidad de Ferké.
En Navidad de 1965, es la visita del P. Brunot, provincial que ha reemplazado al P. Matéo. Habituado a Tierra Santa, está contento de festejar Belén en Ferké: “Delante de la Iglesia, preparó al aire libre a los cristianos para la fiesta de la noche con proyecciones del país de Jesús. A medianoche cantó la misa solemne asistido por los Padres Verley y Ségure. Una Iglesia archi repleta y con una tranquilidad impresionante”. En esta visita, Mons. Durrheimer dijo al P. Provincial una preocupación pastoral. Desea abrir nuevas misiones (parroquias) en la selva con Padres misioneros profesores en el seminario que no se encuentran a gusto; desea enviar al superior, a Don Jean Marie Kélétigui, a estudiar (este último le sucederá en 1977). El obispo piensa que Betharram está bien preparado para tomar la responsabilidad del seminario; la escuela normal la van a tomar los Clérigos de San Viator, transformada en colegio “Charles Lwanga”.
En septiembre de 1966, la comunidad deja Ferké con nostalgia: “Ferké nos ha guardado en sus fuertes calores pero también en una atmósfera de amistad y de vida religiosa inolvidable, dice uno de los Padres”. Habían dado lo mejor de sí en esa escuela normal S. Miguel que habían construido con mucho entusiasmo. Pero el traslado lo viven pensando en la herencia espiritual del Fundador que están encargados de ensanchar: “Oh, si se pudiera reunir una sociedad de sacerdotes que tuvieran por programa el programa mismo del Corazón de Jesús… Esos sacerdotes serían un verdadero campamento volante de soldados de élite, dispuestos a correr a la primera señal de sus jefes a todas partes a donde fueran llamados…” Los Padres Verley y Souberbielle encuentran la presencia misionera en un seminario, como el que conocieron en Beit Jala, pero en un contexto eclesial muy diferente.

Laurent Bacho,SCJ

Acciones de Documento

« Agosto 2022 »
Agosto
LuMaMiJuViDo
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031
Nef

Nef logo portletNEF, NOTICIAS EN FAMILIA

Nef es el boletín oficial de la Congregación del Sagrado Corazón de Jesús de Betharram.
La redacción es responsabilidad del Consejo General.

Para leer la NEF puede consultar la sección correspondiente del portal, que también contiene el archivo de los últimos años.

Aquí abajo, los tres últimos números publicados ...