• English
  • Français
  • Italiano
  • Español
laici-brasile
Usted está aquí:Inicio / Betharram / Un lugar / La Capilla de Nuestra Señora
23/09/2008

La Capilla de Nuestra Señora

©Stockli

Se la llamaba ya antes la “devota capilla”

 

Merece ese nombre: se reza a gusto.

Es un edificio con tres naves. La fachada de mármol gris es clásica. Cinco estatuas de mármol blanco (la Virgen, y los cuatro evangelistas) le dan vida y movimiento. El campanario que la corona, con triple collar de pizarras, así como el techo aerodinámico es bien bearnés.
Dentro, la mirada es atraída en primer lugar por el retablo majestuoso del altar mayor, con sus columnas torcidas, en donde angelitos gorditos juegan entre las ramas de viña, y sus cuatro estatuas monumentales, que representan la familia de Nuestra Señora: a izquierda, santa Ana y san Joaquín; a derecha, santa Isabel y san Zacarías. El conjunto lleva la marca del Gran Siglo.
En el medio del retablo, destaca, completamente blanca, la Virgen de Alejandro Renoir (1845). Maternal, se inclina y nos presenta a su Hijo, sentado sobre sus rodillas; en cuanto a Jesús, nos muestra el “bello ramo” salvador esculpido sobre el zócalo.
En la nave central, decoraciones de ángeles que dominan e iluminan anchas columnas cuadradas de mármol negro, los cuadros de ocho grandes pinturas que relatan la infancia de Cristo hasta su bautismo; la tribuna y el aparador adornado con delicadas pinturas, son del mismo estilo que el retablo. Sus dorados corrigen felizmente lo que el conjunto podría parecer un poco sombrío. A este efecto contribuye también el azul celeste y las estrellas de oro de la bóveda de madera.
Algunos detalles llaman la atención del visitante:
En la nave lateral sur, adosados a la colina, dos altares con retablo, más antiguos (hacia 1630), con hermosas esculturas simples: una en el pequeño ábside, consagrada a la aparición a los pastores de la estatua milagrosa (altar de la Pastora); la otra, en el extremo opuesto, en donde se ve, como en el coro, a la Virgen rodeada por su familia.
Entrando a la derecha, un excelente Cristo atado a la columna, estatua de madera del s. XVIII: es la única pieza completa del antiguo Calvario que escapó a la furia de los Revolucionarios en 1793
Finalmente, no hay que olvidar las dos estatuas de Nuestra Señora, que precedieron a la estatua de Renoir encima del altar mayor. La más antigua, de madera policromada del s. XIII, representa a la Virgen dando el pecho a Jesús. Habría sido traída a Betharram en 1616 por el arzobispo de Auch, Léonard de Trapes; luego, habría sido reemplazada por una Virgen de pie, de madera dorada, cuando la instalación del nuevo retablo del coro.
Bajo la tribuna del órgano, la genealogía de Cristo es notablemente resaltada por una serie de cuadros pintados en el s. XVII. Del lado del río Gave, la historia de Betharram contada por vidrieras que irradian una dulce luz. Aquí, todo invita a hacer un alto en el camino, a meditar “el Evangelio de María”, y a recogerse.

Exteriores

 

Interiores

Acciones de Documento

« Abril 2020 »
Abril
LuMaMiJuViDo
12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930
Nef

Nef logo portletNEF, NOTICIAS EN FAMILIA

Nef es el boletín oficial de la Congregación del Sagrado Corazón de Jesús de Betharram.
La redacción es responsabilidad del Consejo General.

Para leer la NEF puede consultar la sección correspondiente del portal, que también contiene el archivo de los últimos años.

Aquí abajo, los tres últimos números publicados ...