• English
  • Français
  • Italiano
  • Español
Fr Serge
Usted está aquí:Inicio / NEF / NEF 2010 / Noticias en Familia - 14 de febrero de 2010
24/11/2009

Noticias en Familia - 14 de febrero de 2010

Sumario

 

pdf.png
edición PDF 

 


La la palabra del Padre general

Gruta de la Natividad, Belén

Este tesoro en vasijas de barro
La gracia del Capítulo General 2011

Roma, 2 de febrero de 2010

Queridos padres y hermanos:
Con el Consejo de Congregación que hemos tenido estos últimos días de Enero en Roma hemos decidido que el XXVI Capítulo general se celebrará en nuestra casa de Belén entre el 14 y el 31 de Mayo de2011. El Capítulo general, signo de unidad y de caridad para todos los religiosos de nuestro Instituto, es un acontecimiento eclesial, dice nuestra Regla de Vida, art. 177.
El período capitular comienza con esta carta dirigida al corazón de cada betharramita que ha decidido parecerse en todo al Corazón de Jesús. La reunión de Belén no será más que la culminación de un camino vivido por toda por todos los religiosos y por todas las comunidades la Congregación . La reunión de Belén será tanto más auténtica cuanto mayor haya sido la implicación de todos los religiosos y las comunidades en la reflexión, la oración y la conversión durante el tiempo de preparación. Los diputados que participen en Belén en representación de sus hermanos, cumplirán con su misión si se han sentido afectados por un clima de espiritualidad y de deseo de autenticidad para vivir la herencia carismática que nos dejó San Miguel Garicoits. 
Queremos que este tiempo de gracia esté centrado en tomar conciencia de nuestras fragilidades y en las posibilidades y fortaleza que pueden desprenderse de ellas. Y tú Belén de Efratá, tan pequeña entre los clanes de Judá, de ti me nacerá el que debe gobernar a Israel. (Miq. 5, 1) No queremos mirar nuestras fragilidades como un fracaso, sino como la oportunidad de ser instrumentos idóneos para colaborar en la misión de construir el Cuerpo de Cristo que es la Iglesia y de implantar del Reino de  Dios en la sociedad. Es lo que nos sugieren estas palabras de San Miguel Garicoits y de San Pablo: ¡Que hasta nuestras miserias  nos hagan más humildes, más generosos, más fuertes en Jesucristo y por Jesucristo! Porque cuando soy débil entonces soy fuerte. (2Cor. 12, 10) (DS 81) Llevamos este tesoro en vasijas de barro... (2Cor.4,7)
Jesucristo es nuestra referencia. Jesucristo en el corazón, en la boca y en la conducta. Jesucristo, el espejo, el ejemplo que no hay que perder nunca de vista; su vida, sus acciones, su conducta interior y exterior, etc. No dejar de compararse a él: “¿es tu corazón como el suyo? ¿Cómo actuaría en esta situación?” Jesús es como la serpiente de bronce, basta mirarlo para ser curados de las mordeduras más venenosas de las malas inclinaciones. “Para mí la vida es Cristo”(Fil. 1,21), sí, él, sólo él es mi vida. (DS. 341)
Con espíritu de humildad y de confianza en el amor del Padre, con el mismo entusiasmo con que un día decidimos ser discípulos-misioneros de Jesús, con el mismo ardor con el que realizamos la misión,  todos tenemos que ponernos a trabajar y a rezar. Como la aprobación de la Regla de Vida reformada será una parte muy importante del trabajo capitular, proponemos la lectura de la Regla de Vida en comunidad desde ahora hasta el mes de abril del próximo año. Tenemos que hacerlo en un ambiente de oración, de narratio fidei que nos ayude  a compartir con sencillez la alegría de ser lo que somos con nuestros hermanos de comunidad. Es en las comunidades donde están los religiosos, la vida y la misión de la Congregación (En esta misma NEF encontrarán el material que les proponemos y que los Superiores Regionales conocen porque fue trabajado con ellos)
Este trabajo en las comunidades nos preparará para la celebración de la Asamblea de cada Vicariato, que será un momento importante de comunión y participación. También de evaluación de la fidelidad a nuestro carisma, de la incidencia que éste tiene en la cultura donde vivimos y de cómo la cultura de cada vicariato va enriqueciendo la expresión del mismo. Con las conclusiones de las Asambleas se llegará a los Capítulos Regionales para analizar el estado de la Región, hacer propuestas para el Capítulo general y elegir los diputados de la Región al mismo. (RdeV. 225)
Recorremos con gozo y con compromiso este itinerario capitular que será un tiempo fuerte que nos ayudará a ser más auténticos  religiosos del Sagrado Corazón. Es la única forma de renovar de verdad la vida de nuestras comunidades y el ardor de nuestra misión. No pongamos la excusa de nuestra vulnerabilidad. No hay excusas al amor de Dios. Nuestro padre San Miguel Garicoits nos alienta con estas palabras que dirigió un día a Sor Zépherin-Saint-Blaise: No es justa si no reconoce el bien que el Señor obra en usted y por usted, al mismo tiempo que reconoce el mal que usted hace. Reconozca lo primero y diga:”Señor, qué indigna soy, así lo único que me queda es agradecerte mucho más; haz que lo aproveche para amarte y servirte con más entusiasmo”. Reconozca también lo segundo y diga: “Esto es el fruto de mi jardín; no puede salir otra cosa de mi fondo; pero di una palabra y todo cambiará de cara” (C.T.I, c.114, pag. 243).
Esta tarde, jornada de la Vida consagrada, participé con los padres Bruno, Jean-Luc, Jacky y Beñat y con el H. Fiorenzo de las vísperas y de la adoración con el Santo Padre Benedicto XVI, en la basílica de San Pedro. Aproveché para presentar a Jesús Eucaristía  toda la Congregación embarcada en este proyecto del XXVI Capítulo general. La presenté como María presentaba a su hijo Jesús en el Templo: Purificarnos y presentarnos. Tenemos que dejar ir juntas estas dos cosas hasta la muerte; vivir y morir purificándonos de nuestras faltas diarias y presentándonos a María, por María a Jesús, y por Jesús a nuestro Padre celestial. Pensemos esto a menudo, amémoslo, y hagámoslo. Así sea. (C.T.I, c.74, pag. 190)
Unidos todos en esta empresa y en comunión con los betharramitas del cielo, con nuestro Padre San Miguel Garicoits, el Siervo de Dios P. Augusto Etchecopar y la Beata Miriam. Amén. Fiat. Fiat. Eamus. En avant toujours!

Gaspar Fernández Pérez,SCJ


nef-etchecopar.jpgEl Padre Augusto Etchecopar escribe...
al Padre Pierre Pagadoy, 22 de abril de 1877

Actualmente estamos ocupados [en la redacción de las Constituciones] con toda la solicitud posible, con el deseo de llevar con nosotros [de Roma] esa forma de vida tan impacientemente esperada por toda la Congregación y que tendrá que ser sometida al próximo Capítulo general, y, finalmente, a la Santa Sede.
Rece y haga rezar para que la Santísima Virgen nuestra Madre sea glorificada a través de la consolidación y santificación de sus hijos, de su obra de Betharram.
¡Sí, Dios mío!, me parece que no queremos otra cosa; ¡pero somos tan indignos, tan malos instrumentos!
Felizmente que nuestros hermanos, mejores que nosotros, nos ayudan acá y allá. Felizmente que la gracia que nos levanta es poderosa y parece querer, como sola, quitar todos los obstáculos. ¡A esa gracia, nuestro reconocimiento sin límites!


Consejo de Congregación: palabras y hechos

nef-100202.jpg

El XVIII Consejo de Congregación, compuesto por el Superior general, su Consejo y los tres Superiores Regionales, se reunió en la Casa general, en Roma, del 21 al 27 de enero. He aquí la síntesis de los Actos publicados al final del encuentro.

1. LA REGIONALIZACIÓN

Después de los informes de los Superiores regionales, el Consejo evaluó la regionalización, un año después de su puesta en marcha.

En positivo

  • La buena voluntad de la mayor parte de los religiosos y su apertura a la Congregación más allá de su realidad local;
  • el compartir del servicio de la autoridad entre Superiores regionales y de vicariato;
  • el clima de confianza y de trabajo en el seno de los Consejos;
  • el lugar del acompañamiento de los religiosos en las atribuciones del Superior regional;
  • la serenidad y la convicción con que los superiores llevan su misión, a pesar de la amplitud de la tarea;
  • el interés manifestado en los vicariatos para vivir mejor la consagración, un sentido creciente del bien común;
  • la importancia concedida a la cooperación entre vicariatos en la formación y la valoración del carisma;
  • el clima positivo de las asambleas de vicariato;
  • la insistencia en la comunidad: se buscan misiones para comunidades, no actividades para individuos;
  • la toma en cuenta de la realidad nacional: un paso hacia la responsabilidad, incluso si es ardua;
  • el paso de una forma de bilateralidad (y de dependencia) a una colaboración en donde cada uno se siente implicado y solidario;
  • el espíritu de internacionalidad en la información (Nef, betharram.net), y el interés que ello suscita;
  • la sensibilidad a la armonización económica…

En negativo

  • La confusión de roles entre Superior regional y de vicariato;
  • la dificultad a poner en marcha las estructuras, y a tener los ritmos de reuniones, etc. previstos por la Regla;
  • la complejidad del funcionamiento del Consejo regional, unida a los gastos de viajes, incluso si se trata de conformar a ello;
  • la falta de pertinencia, y los costos de funcionamiento, del Consejo de Región, al punto que dos regiones sobre tres no han alcanzado a constituirlo;
  • la pesadez del Capítulo regional tal como lo prevé la nueva Regla, de donde la necesidad de repensar su composición, la puesta en marcha de la regionalización como reforma institucional que no se acompaña siempre con una refundación y conversión, personal y comunitaria;
  • la distancia entre la ignorancia de la Regla y de la Regionalización por parte de ciertos religiosos, y los enormes esfuerzos brindados en este sentido desde hace años;
  • resistencias que provienen a menudo de problemas personales en cuanto a la vocación, o respecto de la autoridad;
  • la dificultad en comprender que la regionalización sólo funcionará si funcionan las comunidades;
  • los interrogantes que plantean la figura del Superior de vicariato, todavía confusa y la debilidad de ciertos superiores locales en su rol de animación;
  • la división de las antiguas Provincias: un pasado que cuesta superar;
  • el miedo al cambio, la contradicción entre la voluntad de simplificar y la complicación percibida de las estructuras…

Los desafíos en curso

  • Convencer a los que todavía dudan del bien fundado de la Regionalización;
  • no dejar decaer el entusiasmo personal;
  • seguir compartiendo y alimentando el clima de confianza entre Superiores regionales y el Consejo general;
  • velar por el compromiso personal de cada uno respecto a su vocación, reavivar el sentido de pertenencia a Betharram.

2. LOS TEMAS TRATADOS 

Narratio fidei
El Consejo ha entrecortado los trabajos con dos tiempos de compartir la fe que permitieron fundar espiritualmente sus reflexiones (uno sobre la carta 69 de san Miguel, otro sobre una circular del P. Etchecopar). Una vez más la narratio fidei demostró ser más que un medio o un ejercicio: una experiencia que hace crecer.

Cuestiones económicas
Frente al poco rendimiento de los plazos financieros, el Consejo discute sobre una inversión de fondos al servicio de una realidad en alza de la Congregación. La Oficina del economato general presenta las cuentas de 2003-2008 y los formularios que pronto entrarán en vigor. La unificación pretendida debería permitir una mejor gestión preventiva, a nivel local y global.

Cuestiones de formación
El Consejo toma conocimiento de las orientaciones definidas por el Servicio de formación, en su reunión de mediados de enero en la Casa general: elementos de la pedagogía betharramita completando la Ratio y programación de la próxima sesión en vista de los votos perpetuos en Betharram.

Proyecto misionero
Después de Tailandia (2008) y Costa de Marfil (2009), el Consejo tiene la intención de poner en marcha un nuevo proyecto para favorecer la animación misionera. Al respecto, distingue la operación solidaria anual, limitada en el tiempo y en los objetivos, y el trabajo de fondo de la animación misionera. Lo primero apunta a la información, a la sensibilización y a la imagen de la Congregación; lo segundo, a una inversión de larga duración.

Las facultades especiales concedidas a los Ordinarios
Exposición e intercambio con el Padre Antonio Neri, subsecretario de la Congregación del Clero, a propósito de la regularización canónica de ciertas situaciones.

Horizonte China
Desde hace un tiempo se han reanudado contactos con el P. Gregorio Taozhibin, tanto en Betharram como en Roma: único sacerdote en actividad en la diócesis de Dali; el P. Gregorio está muy vinculado al lugar, histórico y misionero, con la Congregación. Un viaje a China de dos miembros del Consejo general está encarado para poner los jalones de una eventual colaboración a someter al Capítulo.

El Capítulo general de 2011
El Consejo discute la elección del lugar y los contenidos del próximo Capítulo general. Entre ellos: un trabajo por grupos sobre las fragilidades y las fortalezas de la Congregación; la iluminación de un experto, a partir de la Biblia, sobre el carisma, etc.;  momentos de compartir en la línea de la narratio fidei.

3. LAS DECISIONES

  1. El Consejo de Congregación decide abonar un alquiler al Carmelo apostólico por Maria Kripa (escolasticado de Mangalore), y pide al Consejo regional, con el Superior del Vicariato de la India, buscar un terreno para construir dentro de los 5 años; el Consejo general está dispuesto a comprar el terreno dentro de los límites de sus disponibilidades.
  2. El Consejo de Congregación ha decidido que, este año, la animación misionera conjunta (proyecto solidario de 2010) sea para apoyar al Vicariato de la India.
  3. El Consejo de Congregación ha adoptado el nuevo plan contable para toda la Congregación.
  4. Propone suprimir el Consejo de Región de la Regla de Vida, y cambiar los criterios de elección de los diputados a los capítulos regionales.
  5. Se expresó para que el Superior general, conforme al artículo 195.e de la Regla de Vida, dispense de las modalidades actuales de formación de los capítulos regionales y haga adoptar los criterios adelantados por la Comisión de la revisión de la Regla de Vida (estos últimos debiendo ser sometidos al Capítulo general de 2011).
  6. El Consejo aprueba el programa de la sesión en vista de los votos perpetuos del 20 de abril al 28 de mayo de 2010 en Francia, así como las modificaciones aportadas a la Ratio por el Servicio de formación betharramita.
  7. El Capítulo general tendrá lugar en nuestra casa de Belén del 14 de mayo al 31 de mayo de 2011.
  8. A mediados de enero de 2011, después de realizarse los Capítulos regionales, el Consejo de Congregación se reunirá para recoger los aportes de los Capítulos regionales y preparar los documentos del Capítulo general.

 


 Animación en vista del Capítulo general

nef-100203.jpg

La Regla, camino de Vida con Cristo

nef-100204.jpg

San Miguel Garicoïts definía la Regla como un “octavo sacramento, una vía derecha para ir a Dios y ponernos bajo la conducta del Espíritu Santo” (DS 221). Para que este sacramento “produzca fruto” (DS 225, es bueno que cada religioso y cada comunidad la haga suya, no tanto como un objeto de estudio sino como un camino de vida con Cristo.
En la primavera de 2011, el trabajo más importante del Capítulo general será la aprobación de la Regla en fase de experimentación. De aquí a aquel momento, el Consejo de Congregación invita a una lectio divina, a un compartir de vida y de fe sobre el documento. He aquí el itinerario a seguir propuesto:


Encuadre:

Un encuentro mensual, con una duración conveniente (1h30 aproximadamente), en un clima propicio para la lectura personal y para la escucha mutua.

Objetivos:
Compartir sobre la belleza de nuestra vida religiosa betharramita; la experiencia de san Miguel ilumina la nuestra.
Descubrir nuestras fragilidades para permitirnos renovar nuestro impulso “Que nuestras miserias nos hagan más humildes, más fuertes, más generosos en Jesucristo y por Jesucristo.” (DS 81)
Acoger a los demás con sus fuerzas y sus debilidades para ayudarnos y animarnos a avanzar.
Hacer propuestas permitiendo a nuestra vida dejarse iluminar, interpelar por la Regla de Vida, en el plano personal y comunitario; considerar a Jesucristo como nuestro espejo (DS 341).
Expresar reflexiones en vista del Capítulo general para implicarnos en la preparación a través de compromisos concretos.

Propuestas de encuentros
(cada comunidad es libre para agrupar capítulos:
1. el carisma (compartir relatos de nuestra vocación en donde no se ha hecho todavía)
2. la Misión
3-5. la Consagración (¿un encuentro por voto?)
6. la Vida fraterna
7. la Vida de oración
8. la Formación
9. el gobierno y/o la administración de los bienes.

Método
Rezar (5 min.)
Retomar la citación de san Miguel que aparece en cada capítulo
Invocar al Espíritu Santo (Veni Creador Spiritus o la oración de la Beata Miriam)
Leer (20 min.)
Dejar que la Regla cuestione nuestra vida empezando por leer el capítulo correspondiente.
Compartir (50 min.)
Dans cette partie de la Règle,
- ¿qué siento? ¿Me conforta?
- ¿Qué me cuestiona? ¿Qué problemas me plantea?
- ¿Hay una distancia entre lo que leo y lo que vivo hoy?
- Personalmente, ¿qué medios me doy y nos damos en comunidad, para ser más fieles y más felices en nuestra vocación?
 
Discernir(10 min.)
A partir de nuestro intercambio, enviar alguna propuesta al Capítulo regional (no se trata de cambiar el texto de la Regla de Vida sino de ayudarnos a vivirla mejor).
Cantar (5 min.)
El Padrenuestro, el himno a san Miguel o a Nuestra Señora...


5 minutos con... el Padre JOSÉ ANTÔNIO DA SILVA

nef-100206.jpg

El P. José Antonio da Silva vive en la comunidad del escolasticado regional de Belo Horizonte. Sufre una diabetes crónica, ha perdido ya las dos piernas pero no su serenidad, como testimonia lo que sigue (y que publicamos tres días después de la Jornada mundial de los enfermos).

Nef : Fuiste ordenado a los 35 años en 1991. ¿Puedes decirnos algo de tu camino hasta el sacerdocio? ¿y también de lo que hacías antes de decidir ser sacerdote?
- Antes de ingresar en la vida religiosa, yo era comerciante, propietario de un restaurant en Santa Luzia, en las cercanías de Belo Horizonte. El restaurante estaba cerquita de la casa parroquial, donde vivían los padres Emmanuel Calvarin e Joaquim Soares Moreira, ambos batharramitas que, en la época, eran los responsables por la parroquia. Vivía como todos los comerciantes: con mucho trabajo.

¿Qué recuerdas de esos años? ¿cómo contribuyeron a madurar tu vocación?
- Lo que más me llamaba la atención, lo que me fascinaba era la figura de Jesús… el seguimiento de Jesucristo. Había ya un sentido de responsabilidad, tenía ya una cierta madurez humana, la necesaria para mi estilo de vida: el comercio es muy exigente… Quizás, lo que contribuyó más a mi vocación en esa época fue el momento de tomar la decisión de entrar en el camino de formación, el seminario: dejar todo en búsqueda de algo que todavía no sabía muy bien lo que era.

¿Qué te llevó a decidir entrar en Betharram?
- La sencillez de la congregación…, de las personas que hacían parte de ella, los religiosos. Fue muy importante la influencia del P. Emmanuel… También del P. Joaquim, pero P. Emmanuel era más cercano, más íntimo, por decirlo así. El carisma, el lema de la congregación, el FVD, también me tocó mucho, me parecía un llamado que exigía una respuesta, una respuesta personal: estar listo; la disponibilidad, sin mirar en qué situación o a quién.

Desde entonces, ¿cuáles han sido los diversos ministerios?
- Después de ordenado, me enviaron a Conceição do Rio Verde, junto con el P. Paulo Vital. Allí yo era el coadjutor de la parroquia, ayudaba en aquello que me pedían. En 1994 me nombraron cura párroco de la parroquia de Maria Helena, un pueblito en el interior del estado del Paraná. Vivíamos los tres, P. Emmanuel, P. Joaquin y yo en Douradina, pero yo trabajaba principalmente en Maria Helena. Cuando decidieron entregar la misión, me encargaron le la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, en Nova Granada, Belo Horizonte… eso pasó en 1998. En el 2000, otra vez como coadjutor de la parroquia São Sebastião de Passa Quatro, por dos años.
En seguida, me enviaron como ayudante del entonces Hno. Mauro para el Colégio San Miguel, en Passa Quatro mismo. Allá funcionaba también el aspirantado y yo me fui para estar junto con los seminaristas. Fue allí donde me enfermé más seriamente, mi primera amputación, en el 2003. En el 2004 volví a Nova Granada, como coadjutor del P. Antônio Scarpa, párroco desde entonces… y… aquí estoy.

Vives con tu enfermedad desde hace varios años. ¿Cómo influye en tu vida como hombre, religioso y sacerdote?
- La enfermedad y las limitaciones que me impone van, de a poco, enseñándome cada vez más, a tratar de hacer la voluntad de Dios… intento vivir a cada día el “aquí estoy”, dentro de mis posibilidades concretas.

San Miguel decía que “los enfermos son una bendición para la comunidad” (DS 174). ¿Cómo interpretas esta frase desde tu experiencia de enfermo?
- Yo digo que esta frase dice la verdad. Necesitar de ayuda para casi todo, las tareas más comunes de la vida de uno. Yo creo que vivir eso ayuda también a los otros, los que están cerca, a darse cuenta de la importancia de la salud que tienen; pero, al mismo tiempo, de la precariedad de todo eso: salud y enfermedad, capacidad e incapacidad, todo es parte de la voluntad de Dios. Uno que me mira en esta situación puede tener la percepción de esa bondad de Dios, mucho más grande que cualquier don que uno pueda haber recibido. Desde ahí me animo a vivir con alegría mi enfermedad. Creo que Dios me hace un poco de señal para los otros.

¿Cómo ves el futuro de la Congregación en Brasil? ¿Cuáles son las preguntas, convicciones o esperanzas que puedes compartir con nosotros?
- Yo veo un futuro promisor: tenemos vocaciones, buenos muchachos, que se entusiasman con nuestro estilo de vida, con nuestro carisma. La pregunta que está siempre presente, que debemos hacernos  todos los días, es ¿cómo dar continuidad al proyecto de Dios? Eso cada uno de nosotros, en particular; pero también los vicariatos, las regiones, asimismo como cada lugar, por más lejano que sea, donde esté nuestra congregación, donde esté un religioso betharramita tratando de vivir la encarnación de Jesucristo pobre, obediente y casto.
La esperanza es esta: un Betharram mejor cada día, siempre: en avant toujours!… ¡siempre adelante!

 nef-100208.jpg


nef-10chine.jpg

nef-10chine2es.jpg

2. ORGANIZACIÓN Y PRIMERAS PRUEBAS 

por
Joseph Séguinotte,SCJ

L’Écho de Bétharram
septiembre-octubre de 1944

Cinco años después de su erección, la Misión se constituía en Prefectura Apostólica, el 10 de diciembre de 1934, por un decreto de la Propaganda. Y Mons. Magenties, el primer prelado betharramita, se convertía en Prefecto Apostólico a sus 39 años. El resultado tan rápido había sido obtenido por el número creciente de misioneros que, de año en año, vinieron a aumentar la primera tropa.
En 1925, eran los Padres Oxibar, Barcelonne y Trezzi; en 1928, los Padres Magenties y Bazet, venido a Francia para el Capítulo de 1929, el Padre Etchart volvió con cuatro misioneros, entre ellos los Padres Subervie, Bart y Darrière. En 1931, llegaron los primeros Hermanos coadjutores, los Hermanos Dimas y Xavier, acompañados por los Padres Lacaste y Darnaudéry. En 1932, el Padre Bradley, cuyo apostolado fue impedido desgraciadamente por la enfermedad que lo obligó a volver a Francia en 1935, desde donde fue a Argentina. Otras llegadas se sucedieron hasta 1939: las de los Padres Carraro, Saint-.Guily, Echaide, Saubatte, Hüvel, Miguel, Fognini, Toucoulet, Pucheu, Spini y el Hno. Ricardo.
Otro auxilio no menos importante fue brindado en 1934 con la llegada de las seis primeras Hijas de la Cruz misioneras que ofrecieron inmensos servicios, abriendo un dispensario, un jardín de infantes y dirigiendo una escuela de niñas. Ese mismo año de 1934, un veterano de la primera hora tuvo que ser repatriado a causa de su estado de salud, muy a pesar suyo.
Cuando hacia finales de 1924 los tres primeros Padres llegaron a Tali, la región estaba evangelizada por algunos Padres de las Misiones Extranjeras y contaba con alrededor de mil cristianos. El país estaba infestado de ladrones: un misionero había caído incluso entre sus manos, el Padre Piton, que moriría después de dos años de cautividad. En una de las primeras salidas, el P. Etchart mismo fue secuestrado, pero los piratas se contentaron con desvalijarlo antes de devolverlo. Para colmo de desgracias, en el mes de marzo de 1925, un terrible seísmo vino a devastar la región de Tali. La ciudad quedó hecha un montón de ruinas, todas las construcciones de la Misión fueron destruidas, el número de las víctimas alcanzó varios miles, de entre los cuales una docena de cristianos. Los Padres, sin desanimarse, supieron sacar el bien del mal, y, por su generosidad se ganaron la simpatía de los indígenas, hasta entonces totalmente cerrados a la influencia cristiana, pues Tali había sido la capital del reino musulmán de China.
La Misión empezó enseguida a levantarse: los Padres Palou y Pirmez reabrieron, en Yang-Pi, un puesto cerrado desde hacía 7 años, después del asesinato del misionero. En Tali, la escuela católica de los niños contó con 150 alumnos y la de las niñas, 60. Pero en 1926, una nueva plaga vino a caer sobre la región. Bandas de piratas, armados y organizados, bajo la conducción de un bandido sanguinario que cada día se comía un corazón humano, asolaron los pueblos circundantes y sitiaron Tali, que felizmente fue liberada a tiempo por las tropas gubernamentales venidas de Yunnan-fou.

Acciones de Documento

« Agosto 2022 »
Agosto
LuMaMiJuViDo
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031
Nef

Nef logo portletNEF, NOTICIAS EN FAMILIA

Nef es el boletín oficial de la Congregación del Sagrado Corazón de Jesús de Betharram.
La redacción es responsabilidad del Consejo General.

Para leer la NEF puede consultar la sección correspondiente del portal, que también contiene el archivo de los últimos años.

Aquí abajo, los tres últimos números publicados ...